"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

martes, 8 de noviembre de 2011

delirando desde el curro

Dunas

Echar raíces en arena suelta
no es manera
fácil
de ir
buscándo un lugar donde quedarse

La ribera de un arroyo o los límites de un bosque
ofrecen un suelo más firme.

Sin embargo en un mundo desatado
algo puede comenzar,
una raíz toca agua,
una yema rompe arena.

Desde ahí montones pueden ascender
sobre montones ya formados,
un comienzo de construcción, de permanencia,
de aprisionamiento
que da forma.
La tierra firme no es terreno disponible.

Archie Randolph Ammons.

No hay comentarios:

Publicar un comentario