"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

domingo, 27 de noviembre de 2011

desanclándome del mundo real para meterme en el mío

A veces abro los ojos tanto
Que amanezco curada de espanto

Otras veces los cierro frunciendo el ceño
Evitando ver la luz que avecina al final de este túnel sin dueño
La oscuridad me abre caminos a espuertas en mis sueños.

Rincones desconocidos donde mis pasiones se encuentran
Me subo por las paredes de mis ruinas esperando una respuesta.

Me dejo llevar porque últimamente nuestro sexo es redentor
Donde se hacen polvo, nunca mejor dicho, los muros que  apilan nuestras diferencias Desafiando al rencor.
Por un instante cae rendido el temor, acobardado por nuestro temblor.

Pero siempre hay destellos que avecinan con elevar mis pies
Paisajes desconocidos esperando a que mi mundo se vuelva del revés.
Como en Cadena perpetua, también temo como Freeman
Que la esperanza me vuelva loca, aunque es mejor opción si toca,
Pues dudo que mis rabias sean flores que se marchitan, antes se suicidan.

Mi pelo siempre está revuelto,
Mis intrigas dejan muchos cabos sueltos
Mis temores se vuelven realidad a través de esas canciones.
Y me siento acorralada en concurridas habitaciones,
Donde viene Robe a mi cabeza taladrando con “La gente normal se podía morir….”
Y siempre entre los huecos se me cuela mi zorra listilla diciendo “hoy no debiste salir”

Me vengo abajo, y a la vez me aliento pensando que todo lo que escribo ya lo escribió antes otro,
¿Y si mis pensamientos no son mi patrimonio?, y ya puestos, esto demuestre quizás el mundo no esté tan roto…
Puede que sea una búsqueda de consuelo
Una compañía imaginada en mi desvelo.

Mi esceptismo proclamado ojalá fuera reventado,
Pero este pesimismo es mi única arma, el susurro que desmonta la farsa,
Ay! que lástima que lo aplaque este pacifismo irremediable,
no lo merecen los asesinos de cinismo desmesurable.

Si cuento una mentira es para salvar la verdad de lo que escondo
Pues siempre hay piratas dispuestos a adentrarse hasta lo más hondo.
Y ellos van conquistando las olas de mi puto océano de dudas.
Donde nado sin rumbo junto a cien sirenas desnudas.

Mis ojeras desenmascaran mi sonrisa constante,
Mis palabras nunca alcanzaran a explicar mi cuadro delirante.

Lo relativo es un cuchillo de doble filo
Aunque oculto mil miradas diferentes,
hay cosas a las que mi vena hinchada les clavará siempre los dientes,
Y quedan en tela de juicio mis prejuicios,
Venga juzgarme,
Darme la oportunidad de descontrolarme,
Los prejuicios los dejo caer vendidos por bien poco cuando vale la pena,
25 años no son tan pocos para diferenciar donde está la verdadera condena.

Insulta a los pájaros de mi cabeza,
Solo lograrás que vuelen más alto,
Ellos son un bombardeo adornando la tristeza.

La gente se cansa de leer más de tres líneas, genial,
Haré mis versos más largos, que no los lea nadie que esté anclado en el mundo real,
Así siempre quedarán a salvo,
Tan puros como una virgen a la que nadie quiere meter mano,
Como el guerrero que llora, cuando su ejército se ha marchado.

Hace tiempo que no lloro por nada o por todo,
Eso es porque últimamente escribo como un volcán cubierto de lodo,
Aquí van mis lágrimas, un bálsamo al odio.

Me despierto con resacas sin apenas haber bebido.
Me despierto soñando sin apenas haber dormido.
Los corderos me están llamando
Pero su silencio me es insoportable, camino a su lado y la sensación de no formar parte me hace derrotarme,
y sigo caminando junto a ellos,
Pero ojo,
Estoy maquinando esquilarles los cabellos.
A veces tengo la sensación de que el mundo es solo un lugar  que desmontar
O una canción que nunca llegará a sonar,
Un relámpago que se queda sin tronar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario