"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

miércoles, 30 de noviembre de 2011

sin promesas, pero contigo

Contigo el pánico no es no volver a vernos
Contigo no me da miedo la duda de que si nos perdemos
No seremos de esos que no se conocen, tu y yo siempre nos encontraremos

Tú nunca serás una hoja en blanco sin fotos
Ni yo me cegaré cuando me iluminen tus focos

Ya supimos lo que es perdernos
Ya supiste lo extraños que son mis avernos
Ya sabes que no son tan hermosos mis huesos
Sabes bien que es en vano, volver a mis pájaros cuerdos

He sido niña en tus rubores atrevidos
He sido fuego en el asiento de aquel coche donde amanecimos
Hemos sido canciones de aquello que fuimos
Está en  ruinas ya aquel bar donde nos conocimos,
Hace tantos años, las manos nos cogimos

Eres promesas traviesas,
Rutinas escondidas entre la luz de tus cortinas
Los San Valentines para nosotros son pamplinas
Tu sinceridad valiente y tus caricias que nunca mienten
Me rescatan de este nido de serpientes
Tus ojos amarillos aderezando cigarrillos,
Tus manos grandes, que hacen aún más pequeñas mis tetas
Me dejo caer en tu mundo cuando las sujetas
Y mirándolas despacio dices -así están perfectas-.

Sabemos tanto que a veces no queda nada por saber
Y otras los reproches nos convierten en extraños de un ayer
Ya he sentido el vacío de una noche que teme amanecer
Ya se como es echarte de menos sin saber que hacer

No hay mas verdad que mi primer consuelo es evitar tu dolor
Te sonará extraño cuando recuerdes la tarde en que invité al temor
Y los cimientos sintieron mi temblor

Hoy se que ser la asesina es un carga que me lastima
Hoy sabes como despedaza este caos que me domina

Te miro perpleja y anonadada
Pareces no tener miedo
A aquello que a mi me tiene aterrada

Si me sonríes a solas
Se calma este mar de inquietas olas
Y se encienden las luces de todas las farolas
Pero a veces lanzo piedras fundiéndolas sin piedad
No deberías amarme con tanta facilidad
Amenazas con despertar esta fragilidad

Se te atraganta el descontrol de mis luchas
la culpa es de este bombardeo de pasiones, ¿las escuchas?

Tú mereces que ordene mi desastre
Cuantas veces tú me salvaste
Pero a veces insulto al mundo para poder desterrarme
Tú no lo comprendes
No quiero que veas mi desarme

Soy huidiza de prometer promesas
El mañana se me antoja tan pesado como las sobremesas
Pero suenas tan sincero
Que esta noche te prometo mi cuerpo entero

No hay comentarios:

Publicar un comentario