"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

viernes, 18 de noviembre de 2011

Una paloma que no quiere volar.

Yo no quiero esta paz que descansa en el sillón mirando Telecinco
Yo quiero una libertad que nos deje afónicos
Que se vuelva guerra esta paz por las calles de esta ciudad.
No quiero esta paz mojigata que no moja las bragas.
Quiero una libertad capaz de armar con fusiles mis palabras
Que la libertad ponga bombas en mi garganta, que exploten a esta paz que ya está muerta, murió el día en que miramos a otro lado, hace mucho, el día en que nos engañaron y nos dejamos.
Quedó en coma esta paz que es un vegetal cuando la libertad la abofetea sin respuesta.
Quiero una libertad que me duela, no paz que se traduzca en un “me la pela”.
Hoy la paz es el ruido que queda tras un disparo certero a un inocente
La libertad ha de ser el rugido que atemoriza esa bala demente.
La paz es esta izquierda quebrantada, vendida, dormida, conformada.
Esto no es izquierda, esto es una burla, un sarcasmo doloroso, un escupitajo entra carcajadas.
Esta paz que intenta disfrazarse de un rojo apagado es la culpable de que las gaviotas sobrevuelen, me están dejando sorda el vuelo de sus alas.
La izquierda falsa ha usado el rojo para ponerlo como alfombra a esta derecha despiadada y que lo pisoteen hasta que se tiña de negro y desaparezca.
Esto es una nube que no estalla a llover con ganas, este efecto invernadero me está matando, ¡coño llueve que me ahogo!
Que corra el agua y el torrente arrastre a estos buitres que nos traen una paz con sobredosis de Valium, que fácil vendéis la derrota, idiotas, vuestra tristeza no es la que me coloca tiene exceso de maquillaje en los ojos.
Que venga la libertad afilando sus cuchillos, rompiendo la nube, estallando las mareas que desaten olas…. “que los entierren en el mar”,
La paloma de la paz está tan gorda por comer de McDonalds que ya no quiere volar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario