"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

lunes, 26 de diciembre de 2011

el sonido del tren, la banda sonora de mis noches

A veces, lo confieso,  dejo pasar de largo el tren de mi utopia
Mi desgana es indigna de este oasis de alegría
Pero agacho la cabeza para que vuelva  a mi parada
Donde mi orgullo muere y respiro liberada.

El hueco que deja en mi boca el aliento resoplado
Es imán para insultos a los borregos del estado

Demasiada luz sin permiso en mi ventana
Es un incendio que mi océano se traga
Y en mi habitación son bien putas las caricias que van sin bragas

Suena extraño y desafinado el piano en mi corazón tocando un concierto a solas
El eco es apabullante, suena extraño y quizás mentiroso como el fondo de las caracolas.

Como decía Sabina los trenes representaban la huida, la vida, la fuga, la liberdad
Al escucharlos acercarse el cristal de mi ventana se excita pues hacen temblar su fragilidad

Me repito que es un día más
Pero la angustia no es tan ingenua y respira con ansiedad

Ya no me acuerdo de algunos momentos que sé que mientras fueron, fueron eternos
Eso me asusta más que cualquier bomba
Como las frases que puedan disfrazar un “ya nunca volveremos a vernos”

Vuelve a sonar el tren, retumba contra las paredes de la noche helada
me asomo
el frio mezclado con el olor a chimenea trae soledad cuando veo el resto de ventanas cerradas
como las conciencias, que por la mañana otra vez, se rendirán agotadas.
se acerca otro tren, otro rescate al silencio
otra huida en la que ahora pienso




No hay comentarios:

Publicar un comentario