"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

domingo, 22 de enero de 2012

incendiando mi cuarto

Hay un incendio en mi habitación
Esta hoguera me ilumina a traición
Voy a arrojar mis poemas al fuego
Para quemar lo que no escribo por miedo

Se vuelven inestables los hilos de esta marioneta
Se que soy títere con el corazón guardado en el bolsillo de su chaqueta

Se me pierde un suspiro que no sabe que decir
Me retuerzo en palabras que pretenden mentir
Se disfraza esta prosa y parece una mueca con carmín
Un sinsentido de palabras, pero acompañadas de mi latir
No quiero bostezos, ya me cansé de dormir.

Imagino fusiles que disparan poemas
Imagino lenguas lamiendo venas
Imagino corruptos cumpliendo condenas
Los poemas que escribo escupen como flemas

Cuando escribo intento olvidar, que a muchos desearía matar
Así lo digo, así lo admito, no soy tan buena como para no odiar.
Pero libero este odio transformado en palabras
Mi odio son balas que disparan parrafadas

Mi pesimismo acaricia mi conciencia
Pero me confieso inmóvil si me reclaman exigencias
Por eso a veces, se que agacho la cabeza
Y huyendo se descubre mi torpeza
Aunque soy de las que mira a la cara a la tristeza
No soy solo desastre, se encontrar en cualquier rincón belleza

Tengo miedo al viento de mi aleteo
Entre mis textos solo yo reconozco algún que otro cameo
Y en mi oscuridad es donde mejor me veo
Así parece más valiente mi miedo.
Y me oculto de admitir lo que niego.
Estoy ardiendo, dejo cenizas tras este fuego
No tengo frío sin la piel quemada del borrego


Este incendio sigue ardiendo
Dormiré con las ascuas desafiando al invierno
Imaginando que los gobiernos tiemblan sobre mis cuadernos
En esta hoguera sobran infiernos

Seguir leyendo, destripar mis complejos
Son difusos todos mis reflejos
Siempre hay una mirada extraña cuando me miro al espejo
Siempre hay una duda deslumbrándome a lo lejos

Vuelvo a mi habitación donde siempre queda hueco para el recreo
Y en mi caos me recreo, y en sus nubarrones mejor me veo
Tras el incendio, siempre te espero
No me culpes porque de mil rodeos
No averiguaréis nunca lo que siento, jodeos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario