"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

martes, 31 de enero de 2012

lejos del ruido helado

Hay un centenar de lunas armadas rompiendo el hielo de estas noches,
Tantos países tiritando bajo sus blancas caricias.

Me observa el ruido de las hojas del otoño vencido. Las hojas hoy heladas luchan por crujir,
El hielo lame mi ventana mientras la primavera planea su venganza
Serán como una primavera árabe mis cristales al romperse,
El arco iris rebotará entre los pedazos de este ventanal,
El gobierno de mi habitación se inquieta por el temblor de sus paredes.

No será por plumas para estas ganas de volar,
Es el viento el que tímido suspira tras mis alas.

Dónde está mi huracán, cuando llegará ese vendaval que siempre guiña un ojo a mis silencios.
Tanto tiempo esperando caer en esa batalla. Tanto tiempo anticipando las cornetas,
Se vuelven sordos mis sentidos de tanto rebuscar sin encontrar el repique de mis campanas.

Dónde está el torbellino que parece anticipar la quietud de la noche.
Observo sigilosa, ensimismada, colocada con el rubor del hielo de esta luna,
Como si esta calma fuera el preludio de una bomba.
Como si estos cimientos eternos fueran un castillo de arena, como si este hielo limpiase la contaminación, el burka para esta ciudad hermosa.

El silbido de mis suspiros cae rendido al abrir la ventana,
Tantos recitales arden en el silencio del anochecer, callando el jaleo de las voces chirriantes del medio día mediocre, insulso, soso.
No hay drama que me vuelque el corazón tras un sol gris.

Cántame el susurro de esta angustia, háblame de las luchas que aún no se enterraron,
Esconde mis tropiezos en el rubor de mis mejillas.
Se me ciegan los ojos y mi verde se quema en la insolencia del sol que anula lo que escribo cuando descuartizo poemas mirando entre las sombras escondida de la ciudad. Están esperando en la esquina de mi futuro.

Pongo mi oído atento al grito de la primavera
Hay corazones hambrientos de revolución en este invierno
El crujido del hielo parece temblar.

Paso de largo por este sueño occidental. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario