"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

miércoles, 25 de enero de 2012

mi droga

Soy una yonki esnifando este papel en blanco
Como el que se pincha en un callejón sombrío y renuncia a la vida y su desencanto
Así escribo, sabiendo que el veneno que me coloca rescata a mis dudas masocas
No te busco en el suelo, nube, dime donde flotas

Pienso en fusiles alzados entre humo
Y vuelve el mono de escribir lo que me fumo
Está entre abierta la mirada de la libertad
Está en la cárcel el honor a su verdad

El polvo lucha cuando lo aplasta un ejército
Hacerme la sorda no me librará de este estrépito
Ni encadenar mi droga con algún verso patético

Mi cabello se declaró en huelga
Es el viento el único que atraviesa esta celda
Arden olivos pero siguen siendo tierra
Donde está la droga que calme esta guerra
La libertad se impacienta en la sala de espera.
Se que no estás aquí, por eso hoy no te busqué
Esa luz hoy no ilumina mi piel

Me sueño desnuda al ver pasar los cazas
Y la droga es imaginarme que me abrazas
No hay bombas que estallen esperanzas.

En un lado de la moneda la sonrisa esperando
Al otro la muerte sangrando en el asfalto
Algo que se me oculta rompe mi corazón en pedazos
Una vez más me drogo con el polvo de versos mal cortados.

Bebiendo un té calmo los temblores de este mono
Hay restos de bombas en el abismo al que me asomo
Y recuerdo lo que soñé viendo a niños entre escombros

Empiezo a entender lo que me coloca
Hay droga en la libertad que sale de su boca
Disparan balas pero no sangra la derrota
Pienso en cuantos ojos vendados nos transforman en idiotas.

La luna se está drogando mirando de refilón
La observo pensando que en Palestina alumbrará algún callejón
Sé que hace frío pero estoy tan colgada que parece venir una ola de calor
Será que es fácil volar en mi habitación, siempre hay una ventana abierta a mi anticiclón
Huele a té palestino o es mi imaginación
Será que me drogó con mi vuelco al corazón

Apúntame desde aquella torre
Levanta muros donde los niños corren
Estoy sonriendo pues ya no necesito flores
Y los versos indagan más allá de mis temblores.



Avenidas intranquilas en duermevela
Tanques apuntando, sin temblar, a las escuelas
Jóvenes que luchan sin miedo a las cadenas.
esnifo su poesía y parecen hincharse mis venas.

Estoy puesta de algo que nadie ha diseñado
Son las historias que desconocidos me contaron
Y camino borracha donde mis versos se tambalearon
Juegan niños entre olivos alambrados
Hay un mundo abierto más allá de mis manos
Hay mil versos en los muros levantados.
Está mi droga en el eco de los olvidados


No hay comentarios:

Publicar un comentario