"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

sábado, 4 de febrero de 2012

demasiado frío


Está desolado el recreo de las estrellas
Este frío desquebraja fronteras burlándose de ellas.

El manto helado es una tentativa a esnifar el polvo blanco de este invierno
Un pequeño rayo de luna nos recuerda que el sol guarda un amanecer tierno,
Los torbellinos de nieve mal tirada son un reto para las primaveras que me rompen el pecho
Ola de frío en Europa y siguen flotando sueños en el estrecho.

Hay una puta bandera enorme en la puerta de la guardia civil
Y tanta gente sin mantas mira de frente el rincón donde el frío les invita a morir
La ciudad les guarda un papel principal en esta noche helada
Ya quisieran ya, pasar desapercibidos, pero a diferencia de la gente, el hielo si les mira a la cara.

Las nubes guardan lo que no se atreven a contar al frío
Estamos helados y la tormenta aún si quiera ha empezado
Mi ropa congelada me está esperando tendida,
Sueño con que este hielo congele a los buitres del estado.
Las estrellas caen como estalactitas fundidas
Y las farolas nos hablan de la muerte en las esquinas.

Cuantas putas hoy son guerreras en esta batalla campal del invierno
Cuantos cartones son fronteras entre vida e infierno
Cuanta calefacción derrochando los secretos que nos enfrían
Pongo el telediario y se encabrita mi caballería.

La noche es eterna para aquellos que mueren congelados
En mis mejillas el frío habla de la debilidad del ser humano.

Suena Extremoduro, menos mal que Robe salvó mi adolescencia
La música y el frío es un peligro para mi reminiscencia.
Antiguas poesías me provocan entre transparencias.

Como es posible que la noche parezca el recreo de la soledad
Habrá tantas manos temblando en cada rincón de la ciudad
Tantos amantes desnudándose entre promesas disfrazando la sinceridad

Se desata una guerra entre el hielo de la indiferencia y el calor de la esperanza
La justicia tirita de frío y el bien y el mal ya pasa de balanzas
Sibería se pasea cortando el horizonte de mi mirada
Busco un hueco donde comience mi coartada.
A veces solo soy el producto de esta falsa democracia oxidada
Ya no se si a este país le quedan motivos
O es solo el dibujo en un mapa que un día tuvo sueños que hoy son cautivos
Ya no se si somos lo que un día soñamos que fuimos


Ojos que miran para otro lado,
Manos que se aprietan para aguantar su último aliento
Ya estamos, mis pájaros se han escapado
Estoy tranquila, les enseñé a volar con tiento

Mi insolencia, mi drama, mi canción repetida
Están muriendo entre unas manos que tiene la salida.

Nos mienten y somos muñequitos de trapo
Imagino sucias bocas cubiertas con esparadrapos
Caracoles crujientes pisoteados
Sin ganas de nada lloro por los olvidados

No hay comentarios:

Publicar un comentario