"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

sábado, 25 de febrero de 2012

Carta a Palestina

Palestina no he venido a salvarte
Quizás, tampoco a luchar por ti
Palestina no he venido por ti
Vine por mí, pero me vuelvo contigo
Palestina no eres más que un pueblo sencillo
Palestina has puesto bandera a mis estribillos
Has dado sangre a estos latidos
Y me siento egoísta, he ido a exprimir tu sonrisa
Para bordar los retales que guardan mis camisas
Tu bandera es diferente, no representan una patria
Representan la vida, un sueño sin cerrar los ojos
Las fronteras son irrisorias cuando sonríen
Se intuye música tras sus aromas.
Los asentamientos judíos traen el frío
Las alambradas rasgando la esperanza
El tabaco sabe afrutado y dulce
Y me dejo enamorar por un concepto
Me dejo estremecer entre sus brazos
Me dejo un pedazo de corazón en Palestina.

Caos hermoso en sus calles. No encuentro sombras de soledad
Todos los rincones tienen su hueco
Palestina que puedo yo darte, tan vacía yo.
Tantos olivos ardiendo.
Restos de alguna bomba, el humo lo nubla todo
Pero Palestina siempre guarda un sol que duerme en Jerusalén
Contemplándolo a lo lejos desde un mirador, Si su Dios bajase se sentiría abrumado,
Un atardecer que cobra vida en el mar muerto
Palestina un bote achicando odio. Pero se hunde. Duele
Palestina viendo tus niños libres, es obvia la lucha
Están vigilando, vigilando cuantas veces sonría Palestina
Cuantos poemas agitando mis cortinas
Palestina no es un país, son las mariposas volando entre la lluvia
Palestina es una flor que sigue oliendo aún marchita
Palestina con tus manos vacías has llenado mi nada
La flor de loto navengando hermosa entre el lodo.
Mi flor de loto arde en mi espalda, encontró su porque en Palestina,
Palestina , Nablus, Hebron, Ramala, Belén, Jerico, Jenin,
mi cosquilleo por volver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario