"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

miércoles, 28 de marzo de 2012


Escribo sin normas
Y si hay alguna, es no guardar las formas
No lo hago para parecer interesante
Dudo que lo sea, por otra parte.
Es la mejor alternativa al miedo que me da
Cortar y que no sangre,
La manera de evitar que este corazón estalle.

Si rompo en insultos es por que duele
Si me chorrea el pelo es porque afuera llueve
Si mojo mis bragas es porque se cuanto me quieres.
Deja que llore si es por desesperanza
¿Hay mejor motivo que humedezca mis pestañas?

Mi escepticismo piensa en negativo
Me gusta provocar a los recuerdos que retiene el olvido
Sabes que no te olvido si no te veo
Pero me regodeo en lo que no creo
Y acabo por no creer en nada
Me pincho y dudo hasta si mis heridas sangran
Y tu conoces donde mis encantos se desgastan.
Me desarmas,
En mi tormenta, tú escampas.

No idolatro a nadie
Lo haré cuando las gritonas de mis dudas callen
Y dudo que eso ocurra antes de que el mundo me estalle
Me asaltan dudas en la esquina de cualquier calle.
Cuando me rindo, con la boca pequeña, pido que el mundo me cambie
Necesito creer en algo y por ello casi traiciono a mis ideales
Pero me bastan dos segundos de alguna canción
O una mariposa asomando al abismo de mi balcón
O una sonrisa tuya revoloteando alrededor
Y aunque sigo derrotada algo me dice “no te rindas por favor”
Mi orgullo la derrota ya la perdió
Un solo silbido y acude en mi búsqueda tu corazón.
Que el mundo caiga mientras yo tiemblo sobre tu colchón

Hay trozos de mí que son islas ingobernables
Otros, los perdería donde el camión de la basura pase
Aunque con lo que odio de mí
Vomito mis versos más indispensables.

Hago oídos sordos donde la insolidaridad exculpas
Me ganaría menos reproches y burlas
Si solo aspirara a estar podrida de pasta
Cerrando los ojos antes de dormir
rescato un susurro que me dice por hoy ya basta.

Si criticas al desfile de memos de telecinco estás integrada
Si lo haces a la violencia estatal solo eres una amargada
Ya a veces ni hablo, no necesito ser escuchada
Escribo con la sonrisa desganada
Que no me lea nadie
Así no habrá tropiezos en mi baile
Mi pelo despeinado no se asusta cuando amenaza el aire.
Y si no, estás tu, plantando cara a mis desplantes
Y con mis caderas entre tus manos, dejo que un rato me salves.


martes, 27 de marzo de 2012

… puntos suspensivos….
…huecos donde respiro…
…cierro los ojos…respiro…
...
...
En los puntos suspensivos de la poesía
Se detiene a coger aliento el mundo
Y ahí nos encontramos…
Nos miramos…
El mundo parece pequeño en mis parpados
…yo echa pedazos en sus manos…
…respiramos…
Ssssh que no molesten…
Estamos respirando juntos…
Vuelta a la carga!
Tu a girar, yo a…
Soñar,
Aunque a veces solo queda
respirar…
…respirar.

lunes, 26 de marzo de 2012

"el suelo es mi cama y las estrellas mi abrigo"



Invento conversaciones huecas
Ya no hablo de lo que me atormenta
Me lo guardo lo libero flotando por mi cuarto
La luz de la ciudad es de un verde absenta
Otra noche salgo a la ruta donde la calle se me abre de piernas
Hablando con los sin techo se van aflojando todas mis cuerdas

Mustaffa esconde promesas rotas en los surcos de su boca
Me acerco a él mientras los cartones con cuidado bajo un portal coloca.
En sus palabras susurra la poesía que me empieza a bombardear.
Un ligero aliento a alcohol mezclado con calle empieza a parecerme el olor de la paz
No tiene mantas y le pregunto si tiene frío
“El suelo es mi cama y las estrellas mi abrigo”
Así responde y sus ojos brillan en la sonrisa agradecida de los mios
Como no agradecer esa espontánea poseía
Que mas puede pedir un ejército sin caballería.

Me dice, “yo soy el mismo que un día de mi madre nació”
Mustaffa me habla del cielo y de Dios
Él si sabe lo que es mirar al cielo cada noche
Esperando una respuesta entre el humo de los coches
Él reza porque la policía no le despierte por las mañanas
Ojalá aprendieran muchas zorras beatas
que se acicalan cuando suenan las campanas
y se creen muy solidarias por dar céntimos a gitanas.

“Cuando morimos todos somos  iguales”
Dice, “La muerte no entiende de clases”
No somos nada repite como un disco rallado
En su mirada perdida tiene el sentido que otras veces no le he dado
No somos nada…
No somos nada
No somos nada…

Tras sus palabras, los almendros iluminan la ciudad
Y la primavera se desnuda despacio derrotada.
La noche con personas sin hogar cada día me embruja más
Me estoy enamorando del color de la luna esas noches
Me libero y me escapo de mis propios reproches.
Siempre coincide amarillenta y sonriente
Las calles de Madrid me cuenta que en la derrota sonrien los valientes
Y estos no van bien vestidos y les suelen faltar los dientes

Vuelvo a casa corriendo deseando poder escribir
Subo rápido las escaleras del portal pero algo aparece ante mi
Una suave mariposa parece retarme en una carrera hacia mi casa
Aletea preciosa y la noche  parece que me guiña un ojo
Y durante ese instante veo incluso posible que el mundo sea un lugar hermoso
Se que no es verdad pero ese segundo hasta mi rebelde se amansa
Hoy que todos los semáforos se me pusieron en rojo
Ya no quiero verdes si en las puertas cerradas me asomo tras los cerrojos
“Esto está muy jodido” me dice con la mirada rota otro sin techo
Hoy confieso que escribo con ritmo del latido de su corazón deshecho.

sábado, 24 de marzo de 2012

derrotados no seremos esclavos.


Lo eterno no me lo vendas
Me sangran las manos al trepar por la cuerda
Me gusta el olor a la tierra,
Y ese instante justo antes de que llueva
El cielo no puedo tocarlo
La arena mancha mis pies de barro
Y en las lágrimas que forman charcos
Es donde a mi corazón desgarro
Mi mejor trabajo será hacer sonreír
Al final de un sueño amargo.

Ven conmigo a armar este puzzle
No te rindas si las miradas se pudren
En el basurero donde el estado nos despieza
Se vuelven flores los escombros de mi cabeza.
Volveremos a armarnos entre abrazos
Nunca fue un freno ser del bando derrotado
Es el viento que nos empuja a reclamar lo que nos negaron
La derrota nos pone cachondos si estamos acompañados
Pienso en volar al chocarme con mis muros.
Me despeino saltando entre mis mil futuros

El fuego quema más si hay hielo cerca.
Se quejan mis huesos de tanto apretar mis tuercas
Pienso que se va a liar una muy gorda
Y una brisa musical parece que solo a mi me sopla
Cuanto más nos roban
Menos pesan los miedos
Más se revolucionan nuestros anhelos.
Más ganas de que se jodan.

Si me escapo, que lo haré
Encuéntrame olfateando lo que eriza mi piel.
Búscame donde llora el vencido
Me abriré camino apartando casquillos
Estaré limpiando la sangre de las heridas del olvido
Nunca daré por perdidos
Los pedazos rotos que dejó el enemigo
Me hago fuerte en su derrota
Por que también es la mía.
Secar sus lágrimas siempre fue mi motivo
Por si aún no lo notas.
Que pierdan sus alas solo mis pájaros cuerdos
Me reconstruyo a base de recuerdos.
Me hago trenzas con mis nudos apretados
La revuelta será huracán cuando todo lo perdamos
Derrotados, desarmados, con los puños bien cerrados

…aquí abajo os esperamos

… ya….nunca seremos esclavos.

miércoles, 21 de marzo de 2012

funambulista patosa


Solo garantizo decepciones
Guardo rocas girando en mi huracán
Si esperas que vuele
Probablemente caeré contra el asfalto
Si esperas que esté quieta
No habrá techo demasiado alto
Me resulta liberador que sea así.

A mis margaritas les faltan pétalos
Soy la que escribe intentos fallidos de poemas
No la que los recibe nunca
Eso ya dice mucho de mí
Pero me resulta liberador que sea así

Mi veneno es inconfesable
Y no porque sea una femme fatale
Estoy lejos de tener estilo
Carezco de ese halo de misterio
O quizás si lo tengo yo no lo veo
Me resulta más liberador así
Mi veneno no merece alardes
Más bien insultos y desplantes

Salto huecos con los pies descalzos
se me llenan de mierda 
pero me sigo acercando a los clavos oxidados
Cuanto más sucios más liberador es caminar.

Solo espero que no esperen nada de mí
Ahí está la cima más alta de mi cobardía
Pero si sorteo piedras
O escalo o montañas
Nunca fue por las palmadas a la espalda
Me escapo de ser el centro de las miradas
Siempre lo hice.
Me resulta más liberador así.

No me prestes atenciones
Paso de puntillas
Donde otras hacen sonar sus tacones
En las sombras me siento tranquila
Mi timidez es la más descarada en soledad
Y mi sonrisa la centinela que protege la puerta a mi verdad
Es casi liberador conocerme así

A veces bebo poemas hasta tambalearme
Se me escapan besos con lengua en  algunos versos
Otras me la suda lo que cae de mis bolsillos
Otras me descojono de mi estampa
Y me escurro corriendo
Cuando las manos me invitan a bailar
Me encanta saber que voy a tropezar
Esa es mi mejor verdad.
Tampoco me quiero callar
Y no me frena que nadie me quiera escuchar
Es más liberador escribir así.
Que me quieran juzgar
Hace mucho que me da igual
Ya fui un cristal que no sonaba al romperse
Ahora soy funambulista que se ríe fuerte al caerse
en los tropiezos de mi cuerda, soy libre

lunes, 19 de marzo de 2012



Querer romper el reloj
Poder volver a aquellos años
Recuperar la parte de la infancia que no recordamos
Te decían, los pájaros en la cabeza algún día se irán, volarán.
Pero hoy aún me están masacrando
Pican violentamente mi cabeza
Me despeinan, me alborotan.
Sus plumas están por todas partes.

Temblorosa abro la ventana
¿Se irán y por fin seré la adulta que decían?
Pero se quedan sobre mí
Armando un ruido de la ostia
No puedo ni oír mis propios pensamientos
Todo son estos pájaros
Piando, volando, cagándose por todos lados
Son mis pájaros guardados.

Recuerdo cuando en verano se colaban por mi ventana
Y los echábamos con delicadeza
Hoy siguen colándose, están tras mis pasos, tras mis palabras
Tras todas mis torpezas
Que me recuerdan que siempre seré la niña que me dijeron que dejaría de ser
Desde el balanceo de un columpio les puedo ver, casi tocar
Los pájaros a los que nadie podrá disparar.



domingo, 18 de marzo de 2012

sonaba Víctor Jara

Como olvidar cuando mi madre me cantaba Víctor Jara
Esa fue la antesala de lo que hoy revienta el sol de mis mañanas
Los vinilos de mi padre siguen siendo una melodía rebobinada
Un sonido rasgado y roto mientras inventaba cuentos llenando la nada.
En aquellas tardes tranquilas sonando música en el salón
La lluvia hacia de mi casa una guarida hecha canción
Y yo jugaba tranquila en el país de las maravillas que era mi habitación
Mi hermano reventaba con música los cimientos de nuestro hogar
Ha pasado el tiempo pero me sigo escondiendo cuando quiero llorar.

Callada, tímida y sigilosa paseaba por mi casa
Escondida en el umbral de la puerta miraba la tenue luz
Mi padre repasando a Paco Ibañez a los tiranos abrasa
Guardan mis mariposas mis cuentos ajados dentro del baúl
Cada día parece una reafirmación de que efectivamente el tiempo pasa
Pero en mi casa sigue sonando Víctor Jara.


sábado, 17 de marzo de 2012

un día de esos


Es un día de esos
Que golpean flashes de otros tiempos
Que se me clavan los barrotes de la jaula
Que aprendo que las promesas son menos que palabras

Es un día de esos
De esos donde el atardecer se desangra
Donde el día es una noche que no acaba
Donde los besos que no dimos nos taladran
Y las ruinas siguen siendo escombros del mañana

Es un día de esos
En los que no se puede respirar
Que pican los ojos abiertos sin mirar
Donde desquicia el desfile del soñar

Es un día de esos
Bañados en soledad
Donde las historias de ayer
Vuelven hueca la nada de hoy

Es un día de esos
De invierno camuflado
Donde el olvido deja rastros
De esos en que mi corazón desgasto

Es un día de esos
De echar de menos
De hacer trizas los cuadernos
De no volver a vernos
Es un día de esos..

Espera lejos del calor
Espérame donde todo es hielo
Espérame donde no se oculta el cielo
Espérame donde no huele a tiroteo
Espérame donde me suelto el pelo

Espérame cuando esta sangre deje de hervir
Espérame cuando este ceño se libere del fruncir
Espérame donde la guerra deja silencios
Espérame después de ver el telediario y no me hagas caso
Espérame donde no espío al fracaso


No me busques cuando me arde el pecho
Espérame cuando mis bombas solo sean deshechos

No me busques cuando me hierve la sangre
Espérame cuando haya revolucionado el enjambre

No me busques cuando deseo disparar al estado
Espérame mirando a lo lejos, sentado

No me busques cuando mi rabia explotaría el telediario
Espérame tras la lucha con mi monstruo del armario

No me busques cuando me rechinan los dientes
Espérame donde mueren mis serpientes

No me busques donde mi calor palpita
Espérame y haz que el hielo se derrita

No me pidas dulzura en mis palabras
Si no quieres verme sangrar en mis batallas
Espérame en tus ojos donde se apacigua mi mirada
Esperaré por fin en calma.


Por ques que se mueren
Preguntas que se desgastan
Dudas que agotan
Primaveras que no florecen
Lluvias que no empapan
Humanos que no lloran
Políticas que matan
Venas que no sangran
Sudor que si lo hace
Niños que no juegan
Cristales que no se rompen
Ojos cerrados que no sueñan

sin conocer



Demasiados egos diciendo tonterías en sus altares.
OÍgo alardeS proclamándose esquizofrénicos o bipolares
Ni puta idea de lo que supone
No sabéis como son sus colores
No sabéis lo que duelen esas espinas sin flores
No sabéis lo que luchan contra sus temores

Dolor, sufrir, soledad, aislamiento, rechazo
Ay! que harta de tanto falso yonki sin pinchazo
Cuanto ego de estrella sin espacio

Los que sufren los entresijos de su mente
Saben lo que sus delirios duelen
Habláis de enfermedad sin conocerla
Si pasaráis a su lado seguro hipócritas os cambiábais de acera
Fardais sobre el dolor de otros, no sabéis una mierda

Estoy harta de niñas con complejo de femme fatal
No saben lo que se añora la infancia a medida que avanza la edad
Deseo volver a ser una niña que ni se cuestionaba la ausencia de libertad
Devolverme esa paz, Basta de aparentar.

"Soy bipolar" dicen para hacerse los guays
Lo que esconden sus delirios es lo que ignoráis
Cuando en el rechazo social seguro que participáis
Basta de usar las enfermedades mentales
 para dar profundidad a vuestras rutinas triviales

No es guay tener una enfermedad mental
Es una guerra de la que se desconoce su arsenal

Esquizofrenia no es pintar corazones negros
Los verdaderos son luchadores de sus propios infiernos
Dignos y humanos merecen respeto y entenderlos
No burlarse de ellos en vuestras luchas de egos
Periodistas morbosos No sabéis que es caminar con la cabeza alta bajo los truenos.

Es una enfermedad, tratarla con respeto y seriedad
no imagino a nadie burlarse del cáncer en esta sociedad
Es una guerra en soledad, una guerra sin armas
No ayuda vuestra frivolidad, ni vuestras huecas palabras
Aprender a respetar.
En los que llamáis locos yo cada día encuentro sinceridad, sensibilidad
Coraje de verdad, fuerza de voluntad, un deseo de realidad.
Acercaros a conocer y dejar de hablar
no tenéi ni puta idea de lo que anhela su soñar
porque, admitirlo, al final del túnel nunca estaís para esperar.
Os parece divertido usar a la ligera la palabra enfermos,
que facil es hacerlo desde vuestros mundos cuerdos

viernes, 16 de marzo de 2012



Camino con las cucarachas ilegales
Hay pateras luchando en la tormenta de mis ideales
Los naufragios donde no dejo que me salves

Huele a cloaca podrida 
Y yo intentando esnifarme tus callejones sin salida
Esperando que canten mis sirenas dormidas
Soy frágil como una vela encendida
Se me escurre mi cera por mis esperanzas derretidas

En un paso de cebra no miro alrededor
Esquivo los atropellos de mi latido represor
Una brisa helada me recuerda tu calor
Una calle vacía el hogar de alguna flor

No se donde duermen los que no tienen sueños
Eran hermosas aventuras las tormentas cuando éramos pequeños
Me sacudo la ropa y saltan todos nuestros dueños
Doy una patada y aparecen mil anzuelos

Al final de la calle todas las luces se agolpan
Los cartones son mantas donde esperanzas se arropan
Me suelto el pelo y mis relinches galopan
Tirito en tus distancias cortas
Me encontrarás donde silbando mis latidos te soplan.
Sigo Silbando
Silbo a los trenes
Silbo a las hormigas
Silbad cigarras cautivas
Silbo.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Un palestino en Madrid




Los ojos de Said tienen destellos del sol de Palestina
Los ojos de Said hablan donde sus reflejos brillan.
Los ojos de Said saben de una libertad prohibida
Los ojos de Said se cierran en una calle de Madrid escondida
Los ojos de Said han planeado mil huidas
Los ojos de Said escaparon de bombas dejando casas destruidas
Los ojos de Said no olvidan a Palestina

Said piensa en Gaza y hoy está asustado
Said guarda en sus ojos un territorio no ocupado.
Said nunca podrá volver a casa pero sus ojos no se han resignado

Los ojos de Saíd son un pozo de humildad con miel
Los ojos de Said parecen Intifadas armadas hablando sobre Israel
Los ojos de Said sonríen  a los callos de sus desgastados pies.

Los ojos de Said se iluminan en mis pupilas
Los ojos de Said hacen añicos todas mis rutinas
Los ojos de Said hacen compañía a la noche más fría
Los ojos de Said me recuerdan a Palestina

Palestina está reclamando los ojos de Said
Palestina tiembla cuando sobre cartones él se echa a dormir
Palestina se pregunta en que rincón de Madrid lloran los ojos de Said
Palestina queda lejos pero se escucha su latir
Palestina nunca se fue de los ojos de Said

Los ojos de Said duermen otro día más en las calles de Madrid

 
 
 
 


lunes, 12 de marzo de 2012

bonita cloaca


Esta ciudad es un maltratador borracho
Me obliga a mirar atrás cuando me marcho.
Por el día me parte la cara y por la noche me cubre de besos
Miro a los pájaros y hasta ellos me parecen presos.
Y en la humillación en la que me deja me siento paralizada
Así es esta ciudad, bonita aún siendo una cloaca estancada.

Odio el mundo cuanto más lo amo.
Se destruyen las calles donde me calmo
¿Dónde denuncio este amor enfermo?
Esta pesadilla mientras duermo?
A veces no quiero ni mirar a esta ciudad que me regala poemas en mis cuadernos
otras el otoño deja tras de si los susurros más tiernos.

El sistema deja en la calle a familias durmiendo bajo el frío
Y ellos me sonríen como nadie antes lo hizo.

Siguen creciendo flores en la basura más pestilente
Parece no tener sentido mi cuerpo en su trance inerte

Cada explanada abierta de este planeta concurrido
Pienso que es un blanco perfecto para estados unidos
Los bosques de pinos me parecen futuros edificios
Cientos de hombres perdidos esta noche se asomaran a su abismo

En el rincón más sucio de una calle
La poesía se vuelve un destello
¿Por qué un paisaje muerto me resulta tan bello?
Deseo hoy que el mundo estalle
Y la vez no puedo soportar ni imaginarlo
Mi latido me reta a explotarlo.

El dolor del mundo que odio me sobrecoge el cuello
Me ahogo con mis manos,
Y mientras el mundo que odio me regala sueños
Como sobrevivir a esta paradoja
Por el dolor del mundo hierve mi sangre más roja.

sábado, 10 de marzo de 2012

en un lado de la alambrada

No seré imparcial, no seré objetiva
No dejaré de sangrar cuando me coman las hormigas,

La luna y el sol no tienen la misma hermosura
Lo que esconde la luna no lo iluminará el sol nunca.

Mi pecho sabe que hay cosas que arden
Y otras que merecen que mis pestes ladren

Los corderos dormidos no huelen bien
El sudor de la libertad me pringa como la miel.

He contemplado paisajes he buscado entre las nubes
Y no en todos lados regalan poesías las calles de la urbe.

Que muera un niño nunca será relativo
No cualquier mano eriza la piel de mi ombligo
El color que hay en mis ojos está bien definido
No me vengas con que si verde o azul,
La esperanza siempre me regala su luz.

Me pierdo en mis caminos a menudo
Incluso a veces me escurro, sin quererlo, por el embudo
Y cuando caigo me habla en otro idioma el mundo
No lo entiendo, pero No me acobarda el futuro
Me pone el presente en el que siempre me escabullo.

Unos días la solidaridad me amansa
Otro soy la egoísta que mi vida aplasta
Pero hace mucho que se cuando mis pies se arrastran
Se donde caen las mareas de mis lagrimas.

Hay muertes que no tienen puntos de vista
Hay inocentes temblando en muchas listas.

No soy tolerante con los látigos humanos
No respetaré a quien se atreva a levantarme la mano.

No perdonaré jamás a los que pudren flores a punto de nacer
Hay demasiados niños muriendo, pues si, eso siempre lo juzgaré.
La desigualdad que florece en el poder, no lo siento, siempre la odiaré
Llámame radical que no me acobardaré,
Es radical acaso que se me erice la piel?
Pues soy radical, y no me arrepentiré.
Miro cien mordazas merodeando, les sonrío JA, no callaré

Injusto que el humo nuble mi mirada
No hay bandos alternativos en la trinchera de mis pestañas
No me cambio de barricada según ilumine la mañana.
Me posiciono transparente en un lado de la alambrada
No puedo no sentir escalofríos cuando se acerca la madrugada
No puedo no mirar a esta luna plateada
Como si nunca hubiera pasado nada.

Y que este mundo se atreva a decirme que estoy más guapa callada
Que se atreva…siempre espera excitada mi poesía armada.

jueves, 8 de marzo de 2012




No somos rosas
No somos hermosas
No calzamos tacones para alzarnos
Nuestro pecho se rompe al rebelarnos
No somos dulces con quien nos destroza
No somos princesas, no queremos ser diosas

Si quiero sangro
Si quiero me armo

Si quiero mando a la mierda
Si quiero plantas tu patria entre mis piernas

Si quiero me duermo
Si quiero despierto
Si quiero, soy como tu,
Si quieres se como yo

Un escalofrío en la espalda
Una piel de gallina bajo la falda
Una mirada que es poesía sin palabras
Un disparo que no sale de las armas
Una lucha que no entiende de murallas.

Si quiero escupo
Si quiero insulto
Si quiero lloro
Si quiero odio
Si quiero te amo
Si quiero te lamo
Si quiero gimo de placer
Si quiero te quiero a mi lado cada anochecer

Si quieres, si quiero, si queremos

lunes, 5 de marzo de 2012

sonriendo a las cucarachas


Sonreír a las cucarachas
Esperar en el tren donde te marchas
Ensuciar mi alma con tus manchas
Verte desafiarme donde no dejas cancha

Esquivando el silbido de huracanes
Alejándome de las luces de otros planes
Haciendo oídos sordos a lo que hizo temblar mis carnes
Sacar la lengua desde lo más alto de la ola a capitanes

Añorar lo que elegí perder
Miedo a que la primavera se atreva a volver
Amenazar al mundo que me quiere romper
Declararme imperfecta en la soledad de este anochecer
Morirme de hambre justo después de comer.

Plumas negras en los pájaros que vuelan
Luces al final del túnel de mis piernas
Funambulistas partiendo su cuerda.
Sonrisas callejeras que no son de este planeta
Navajas acuchillando cometas
Mirarme al espejo y verme terriblemente imperfecta
Comprender que me la suda mi estética
Lo que soy está en la ropa sucia de todas mis maletas
El roto que luce descarado en mi chaqueta
La hermosura eterna de una flor muerta.
Sangro poemas cuando me atrevo a abrir las puertas
Y vuelan sin miedo hasta mis mariposas tuertas.

domingo, 4 de marzo de 2012

Atardecer en Madrid

Pocas veces se ven las estrellas en esta puta ciudad
Pero cuando se ven se clavan sus puntas
y un instante parece absurda la noche y su ambigüedad
Desde un descampado de la universidad
me siento la dueña de este mundo de mierda
El murmullo de los estudiantes vuelve cálido este frío atardecer
hay un silencio rugiendo donde dejo que mis promesas se pierdan
el sol hoy brilló pero la noche recuerdad que aún no es primavera.
Estoy sentada escuchando la ciudad que me ha visto vencer y caer.

En madrid el atardecer no parece sangrar, parece que se pudre
Focos iluminando con inseguridad donde mi pasado se descubre.

Yo escondida en un rincón sin rincones, como siempre
la noche amenaza con hacer visibles todas mis imperfecciones
saco una hoja de papel y sin esconderme escribo mis elucubraciones
no me importa que ese frío que viene sea la antesala de la fiebre.

La noche es larga, mis errores eternos.
Hay estaciones de metro donde Madrid espera para vernos.

Tanta gente en Madrid y el atardecer me hace sentir sola y en paz.
Como un día ardió se que se volverá a quemar mi ciudad.

Los coches parecen cortar el horizonte y su sonido enmudece a los pájaros
que cagan sobre el humo de sus atascos

Desgana escribiendo, esta ciudad a veces no merece versos
pero estoy loca por la hermosura de su cisne negro

sábado, 3 de marzo de 2012

la calle

La calle es fría,
la luna tiene una sonrisa amarillenta, manchada.
La calle es cálida y sonríe desdentada.
La calle es dulce,
las esperanzas rotas de Madrid se esconden en tiendas de campaña.
La noche es joven, demasiado joven para estar vacía
demasiado joven para morir en la gran vía.
La calle se torna vieja, viejísima,
pero yo se que es dulce y joven,
me encuentro en una calle perdidísima
La luna acaricia, con sus sonrisa imperfecta
La calle huele a alcohol y el olvido apesta
La calle es cruel, la calle consume
Madrid muere en su perfume,
madrid duerme en el suelo
retando al invierno.
La calle es una guerrera que baila con cojera
La calle guarda viajes,
la calle es dulce, la calle deshace trajes
la calle es una historia sin final
la calle duerme sin dejar de caminar.
La otra noche la calle me rompió
y en su realidad la luna se partió