"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

miércoles, 25 de abril de 2012

sedienta de olas saladas


Precipítate sobre mí, luna
Que tediosa la noche si la duda se esfuma
Que me explote el alquitrán en la cara
Aquella estrella hoy no brilla donde estaba
Abre huecos en este nido de asfalto
En sus grietas me escapo

Mi coche estampado contra muros invisibles
Pasa el viento casi sin rozarme
acasó renuncía a provocarme?
Pero yo quiero escuchar sus misiles
Corre, corre huracán 
levanta el polvó de mi desván
Apriétate a mi espalda
Pasa tu dedo por debajo de mi falda
No quieras pasar sin tambalearme
Si tiemblo es porque tiendo a debilitarme

La soga al cuello deja mi lengua fuera
Estoy sedienta de olas saladas
Me sangran las manos de tirar de esta cuerda
Quiero que me escueza lo que rascas

Mis sonrisas fingidas me arañan la cara
Arrugas innecesarias
Me recuerdan cuando me odio a veces
Me imagino lejos y entre gente te me apareces

El gris mas negro de mi abismo
Me ganan los insultos que chillan en mi mutismo

Jodidas luces de guardia civil en el espejo retrovisor
Yo que cuando miro a atrás retumban los gritos por un mundo mejor
Y tienen que aparecer estos
Jodiendo las nubes infinitas de la noche y su espesor

Me corto con la hoja de un libro
Y la sangre se precipita con sigilo
Todo está en calma cuando me la sudan las piedras del camino
No se a donde me dirijo.

Dejarme a solas,
Empújame oscuridad
Háblame de lo que no soy
De mi parálisis
De las veces que me ahogo cuando quiero gritar
Háblame de aquel nunca jamás
Donde me creí libre
Y hoy lo encarcela mi ciudad.

Recuerdo caricias
Aquellos atardeceres quizás no vuelvan más
A veces me resigno y cargo con el disfraz
Por favor haz un cameo en mi poesía
Hazme recordar la vibración de tantas melodías
Hay recuerdos donde anclé para siempre mis rodillas
Soy cobarde e indigna de poesía
Pero siento demasiado
Lato donde otros se han infartado
Estoy sucia de respirar tanto asfalto
Me ahogo y una noche más caigo
Casi vienen las lágrimas
Pero como tantas veces en mi estómago las guardo
Y son poesías llenas de este barro
Estoy manchada de tanto terreno vedado
Demasiadas jaulas a mi alrededor
Tendrá la culpa este corazón terrorista
Estas ganas de matar
A los que me siguen la pista
A mi libertad que nadie la desvista
Ella se desabrocha sola
Y tras los botones salen mis mariposas escapistas
Menos espuma, que yo lo que quiero son olas
El mar y su vaivén anarquista
Ay esas horas en las que Madrid conquista

Ay aquellas efímeras tardes
Segundos que no duran y aún así son eternos
Vellos insurrectos en las carnes
No sabes lo viejas que son las hojas de mis cuadernos
Y lo corrida que está la tinta por mis dedos
Pero ahora tecleo y me deslizo sin frenos
Por fin escribiendo, es el único momento
Donde me escapo de censuras y frenos

Respiro por ahora
Se que fui guerrilla
En el tic tac que fusilaba tus horas
Fui revolución en las sombras de la soledad
Hoy solo hay escombros donde un día rompimos con la mediocridad
Arrastro los pies porque me deslizo
Me deslizo por este verso plomizo
Solo soy chispa en este incendio

Ceniza de todo lo que ardimos
huecos por donde nos escurrimos