"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

miércoles, 16 de mayo de 2012


Se apaga la luz,
Afuera se asienta la quietud
De esta primavera
De este corazón sin fronteras
Que me hace pedazos
Se cuelan olores que evocan abrazos.

Estas paredes parecen hablar
Me acusan de agarrarme a sus faldas
De bombas esperando en mi paladar.
Salir por la puerta y mirar atrás
Supe de las condenas de este azar
me arrojé por la cuesta del dejarse llevar.
Y la corriente en contra parecía no entender na.

Las paredes se acobardan,
Fueron verdugos en mis mañanas
Lo recuerdan  acomplejadas
Pistolas cargadas en mis sueños reos
Cobijos celosos de mis miedos
Burbujas donde explotan mis versos.

Rayos de luz descarados en este ocaso tardío
Los árboles afuera amenazaban con otoños demasiado fríos.
Zulo inquebrantable de mi niñez
Trastienda de mis luchas donde me permito caer
Caverna fría, huellas donde bajo sudor temblé
Bajo estás paredes un faro donde volver.

Sucias y cínicas
Escépticas a sabiendas de mis sonrisas.
Rincones donde apilo ovillos a escondidas
Testigos de mis negativas
De mi ausencia de envidias
De estas idas y venidas
Pensé en amapolas con espinas
convenciendo a poesías suicidas.
Paredes replicando el eco de mis reservas
Mis verdades más embusteras.
jaula abierta de mis mariposas muertas.
Confidentes despiadadas de lo que nunca dije ni diré.
Mapa abstracto de los cuentos que inventé.

Ay, que sobornos me lanzan estas ventanas
Cuántas noches despierta navegando me guardan.
Ellas guardan, ellas saben, ellas callan.
Baúles de aquella libertad que aún sangra.

Como olvidar los cielos que dentro se abrieron
Cuantas pasiones atrapadas se removieron
Escribo y dibujo recuerdos invisibles en estas paredes
Encogidas en mis dudas no dicen nada, se enmudecen.
Cómplices de estos versos rehenes.

Ellas saben lo que mis dedos gritaron
Lo que mis anhelos desearon,
Lo que mi angustia hizo pedazos.
Siempre manchadas de todas mis cenizas
Pasan el día descifrando mis enigmas.
Si hablaran sangrarían tinta.

Se encogen sobre mi,
Cubículo del mundo donde crecí
Se desconchan en el paso del tiempo
El tiempo es un tanque apuntando a mi desierto.

La luna es más hermosa cuando estas paredes la ocultan
Puerta abierta donde se encabritan mis musas

Huellas de tic-tac … y aún no me he dormido
Estas paredes…
Que poco han visto y cuanto han sentido