"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

viernes, 8 de junio de 2012

musas



Recuerdo a las musas ansiosas
Acercándose sigilosas
Muy prudentes,
Pero calientes
En los poemas más imprudentes
En mis dudas más indecentes.
Miraban a lo lejos de mis abismos
De mis sueños más esquivos
Chicas tímidas
Luces entre mis cortinas.
Me seguían sin decir nada
pero yo las miraba
y pensaba, son tan guapas.

Yo sabía que estaban ahí
Sus caricias acercándose a mí
Pero caminaba arrastrando los pies
Funambuleando del revés.
Yo pensaba,
Que escapaba
Que no era nada
Mejor que no me miren
no soy nadie a quien vigilen
Nadie especial
Nadie a quien alumbrar.

Eran tan hermosas,
Exquisitas en las derrotas,
Perfumes naturales
Mariposas contra enjambres
Cabellos que envidaba
Caminaban y parecía que la música les acompañaba
Ellas no encajarían conmigo, pensaba
Aún lo creo, mi poesía se acobarda.

Alguna vez conseguí acercarme
A ras de suelo elevarme
Me sonrieron
Me lamieron
Llamaban a la puerta de mi habitación
Se me precipitaba el alrededor
Y algo parecía erizar mi piel
Mi cuarto era denso como la miel.
Y empecé a escribir
Me acuerdo…
Desafiando el dormir
Las primeras lunas
Lejos de rutinas diurnas
Despertándome de la cama
Escribiendo con urgencia me encontraba.
Revuelto de poesías vomitadas

Hoy son descaradas, no salen de mi casa
Todo el día a mis talones pegadas
Todo el día amartillando
Todo el día hablándome, no se callan
Incluso discutimos acaloradas

Ellas matan cualquier soledad
Incluso necesito decirlas, dejarme un rato en paz
Estas musas que caminan por mi cabeza
Como pedro por la casa de mi tristeza
Descuidadas,
Mariposas guerreras
Danzando en mis ojeras
Todo el día en el punto de mira de sus linternas

A veces frente a mi solo veo musas insinuandose
Provocándome
Y me tengo que esconder para que nadie sepa
Que a veces solo las oigo a ellas.
Que a veces solo quiero que ellas me toquen
Tras la cortina ondeando un teatro mediocre,
Me relajo porque ellas se esconden
Todo lo que miro está cubierto de estas mariposas
Cargo a mi espalda con estas musas dolorosas
Reposan en mis cavernas tenebrosas

Pero ay de mi si no se asoman
Musas que en mi poesía explotan