"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

sábado, 22 de septiembre de 2012

al volante


 
Se extiende una bruma que parece no venir de ningún lado

convierte en un túnel demasiado cerrado,

la carretera por la que me evado



Las luces son tan tenues que evocan oscuridad

todo es difuso en un atardecer cerrado sobre esta ciudad

extiendo la vista y parece desnudarse lo que otras veces evito mirar.

Pero hoy parece no haber miedo y me provoca el “quizás”.



Como espirales hacia ningún lado

como muertos danzando

parece el mundo gastado.

La luna no se rinde

ni renuncia ni se oprime.



Hoy el atardecer parece estar drogado

y comprime entre sus turbias manos

todo lo que se me está escapando

conduzco no se si deprisa o despacio

hace un buen rato que no estoy mirando.



Solo con la mano izquierda sujeto el volante

y como siempre estas letras me hacen algún desplante

con la izquierda voy firme

la carretera ya puede partirse

estoy en otro lado

en mis anhelos vedados

imaginando tus manos

amontonando los suspiros

buscando una cuneta donde pararme a escribirlos.



Que hacer con esta violencia que me habla

se cae el atardecer y ya no hay sol que me distraiga

llegará la noche y con ella la mañana