"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

domingo, 21 de octubre de 2012

WAFA IDRISS



Sangre, sangre en sus manos,

gritos de niños chillando,

todo es caos...


Se acerca a la ventana del hospital

su garganta se quiere suicidar

su voz se quiere matar.

Mira un olivo entre el fuego

las ramas contra el viento le parecen guerreros

todo a su alrededor está ardiendo.

Un soldado dispara a un niño ante sus ojos,

se detiene en un instante el mundo

son muchos años atrapada en un sin futuro

y se puede oír como se desangra su corazón roto.

Wafa se quiere morir,

pero es enfermera y ha de atender a los heridos de la barbarie israelí.

Wafa no puede limpiar más sangre

Wafa cierra sus ojos y se ve caer por la espiral del desastre

en un solo instante

vuelve a ver su hogar

todos los niños corriendo por la ciudad

pero siempre con el miedo de que alguien les podía matar .

Siempre los tanques amenazando con entrar

siempre escondidos en la clandestinidad

vivir con miedo, olvidados en la humanidad.



Wafa no puede soportarlo más

huye del hospital ahogada de tanto llorar

mira al frente para intentar respirar

y solo ve un muro donde su corazón se siente atrapar.

Fhlases de niños corriendo por las calles de palestina entre sus lágrimas

Sabe que un día todo desaparecerá y sus nombres no se escribirán en ninguna página.



Piensa que un día su todo no será nada

Wafa, que ya se siente muerta, del mundo escapa

Una última vista a atrás a su ciudad, Ramala...

no le quedan sonrisas, todos son lágrimas.

Wafa solo ve opción en la violencia

no ha podido acallar los ultimos latidos de la insurgencia.

Un instante antes de morir, piensa su hermano Masud

pero ya no quedan huecos en su alma por donde entrar la luz.

En enero de 2002 Wafa se deja explotar en un comercio israelí en Jerusalen,

Wafa quedó en la historia como una terrorista a la que temer,

era una voluntaria de 28 años que no se resignó a desaparecer.
 

Wafa Idriss es una mártir palestina,

en el campo de Refugiados Al Amari, no olvidan a su “shahida”

solo era una chica, que deseaba la vida.