"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

sábado, 26 de enero de 2013


Ensimismada en la palabra que no dice nada
esperando que un grito libere sus cuerdas atadas.
acaso hay peor condena que suspirar y ahogarse?
Como no van a llorar las hojas cuando llega el aire
si su crujido y caída no importan a nadie
cómo no va a escribir el preso cuando la soledad le invita a un baile.

Corren los charcos a encontrarse con la basura
todo se mezcla y todo se enturbia
al final la distancia se va a salir con la suya...
¿Será hoy el día en que crezca la flor entre su mierda?
Se cae a trozos por las bombas esta salita de espera
oyes el ruido? Es la sangre goteando de su puta bandera.
Que le pasa a esta carretera
quien dio el aviso de salida a estas lágrimas a la carrera?
Es una día muy bonito
y la poesía lo atenta
así la quiero y así me revienta
Cuántas más ostias pretende darme este recuerdo a primavera
donde el saber de lo efímero volvió mi pasión eterna
pocos recuerdos y aún así todo lo llenan
llorar a diario es obligado para escribir un poema
en un mundo donde los luchadores se entierran en cunetas.

Recuerdo las calles aquellas tardes de treguas
donde el no saber guiñaba un ojo a las aceras
cansadas de los mismos paso rápidos
de repente caminamos despacio
esos días ya se esfumaron
o los guarda celoso el asfalto
no voy a ser yo quien se lo reproche
pues yo también me los guardo
y a su recuerdo me escapo
No sabe nadie donde anduve
aquellos días cuando empezaba a oler a verano
y los buitres cansados se alejaron de mi tejado
Ahora el exilio es en vano
si cada palabra es un puño alzado
y no me dejo olvidarlo
por eso lloro a diario
no quieras cambiarlo

El mundo parece aún más inmenso
cuando no se halla un camino de regreso
y quieren recorrerlo, con caricias y escupitajos cada uno de mis versos
que andan de montaña rusa por mis párpados húmedos
Aparta de mi tus vulgares escudos!
no vengáis a engañarme con vuestras cortinas de humos
Solo en su espalda yo encuentro el refugio
desde aquella noche en que me asomé a su futuro.
Pero se burlan de este pecho comprimido
que se aguanta al borde haciendo equilibrios
ojalá fuera una caja diminuta donde esconderme contigo
me siento de cristal y no paro de tambalearme, al final me haré añicos
pero segundo a segundo, aún resisto


viernes, 25 de enero de 2013

tristezas incómodas



Boca arriba
la oscuridad deja ver el techo
que se cae
me aplasta
se burla
las lágrimas parecen cuchillas
grabándose a fuego por mi sién
me abrasa la piel
ni un murmullo más allá de esta pared
esta noche no viene a verme ni el silbido del tren
yo que me creía ese encuentro idílico
al final me harán añicos esta resistencia a perder...

Otro día más la tristeza de la que no le puedes hablar a nadie
es incómoda de saber
nadie quiere que la cuente
molesta, arruga hocicos
como saber que ahora mueren muchos helados bajo tu acera
no lo quieres saber
por eso no preguntas
tristezas incómodas
llenan mi almohada
solo el techo parece venirlas a entender
y pienso, mátame
por favor, acaba conmigo de una vez...
ni una más de estas noches temiendo otro amanecer
Este vacío se agranda
curioso, cuando nadie quiere entrar
demasiado grande y yo cada día me encojo más
menuda montaña llevo de batallas perdidas contra la soledad
que más da
como otras tantas, para el resto
este dolor seguirá pasando sin mirar
para que nadie se fije, no vaya a ser que me quieran cambiar
y yo no siempre quiero sonreír
y en el fondo nadie quiere saber
que le vamos a hacer.

domingo, 20 de enero de 2013

el acróbata


El acróbata se enredaba en las cuerdas de su muñeca
sus músculos se tensaban hasta el extremo
parecía que fueran a partirse
pero a ratos se confundían terriblemente con sus cuerdas
pegadas, casi tatuadas a su piel
parecía partirse suavemente
parecía luchar contra todas sus cadenas
retorcido entre partículas de nada
alzándose sin poder volar
la mirada cabizbaja escondía mil lágrimas
en cada embestida la luz de los focos se clavaba en sus cuerpo desnudo
estirando sus brazos sin poder soltarse
a pesar de la dureza de sus brazos
sus manos peinaban el aire con una delicadeza extrema
el acróbata luchando mientras el mundo se reía
ellos pensaban que estaban viendo un espectáculo
y él lloraba en cada embestida al aire
Sólo alguien ajeno a su danza mortal parecía sentir su dolor
Un algo extraño que no era más que el recuerdo de un tiempo mejor

Demasiado fuertes las cuerdas apretaban sus muñecas
lágrimas vertidas por toda la sala
y nadie parecía notarlas
sonrisas relajadas mirando como él luchaba
como en cada movimiento gritaba, Liberadme!
Solo las luces que iluminaban su piel helada
parecían saber que su cuerpo estaba al borde del abismo
soñaba con romper las cadenas y al menos caer muerto pero libre.
para el mundo sus movimientos retorcidos por liberarse parecían hermosos
pero él solo estaba agonizando antes de morir
yo no pude contener las lágrimas mientras todos aplaudían

viernes, 18 de enero de 2013

Le paré en seco al sueño
le dije alto que este corazón ya ha sido demasiado preso
prefiero mirar mis sombras
saber que a veces son las únicas compañeras
que aunque bailen cabizbajas
no esperan falsas palabras

Yo quería derramarme entera
pero todo resulta ser vómito
silenciado en las cunetas
que me calme y que no sea violenta
y que sabréis de todas mis sonrisas muertas
de todas las veces que no fui ni la mitad de mí
lleno de barro de tanto arrastrarlo el fusil
dejarme que aveces sea despiadada al menos a la hora de sentir
Acabaré explotando de todo lo que tiendo a reprimir
No puedo ver un hueco por donde huir.
Y lo que parece serlo se vuelve frío justo antes de dormir

Ya no me dejo llevar
más que al lugar donde yo sola me retuerzo
ya asumí que nadie más lo entenderá
de que me va a servir volar
si no tengo rama donde reposar

Cuantos intentos por estar bien
pero este mundo se empeña en golpearme la sien
miro alrededor y en este segundo no hay nadie
y en el siguiente tampoco
esta respiración hinchada me resulta un estorbo
¿en qué se asemeja nada al mundo donde quisiera vivir?
Cada día parece una tentativa al verbo rendir
miro... y miro... hoy no hay nada ni nadie aquí..

jueves, 10 de enero de 2013

la poesía como forma de matar





Te he buscado en los acentos de mis versos
en los puntos suspensivos eternos
en el silbido que se retuerce en mis suspiros más desesperados
en las calles heladas provocando el frío de sus manos

Te he buscado en la derrota
en el que duerme sobre cartones sin nada que llevarse a la boca
en los restos de saliva que me guardo por lo que calla mi sombra
en la mirada aventajada que aniquila el horizonte
en cada uno de los segundos en que este corazón de cristal se rompe
en los saltos contra el techo de mis noches en vela
cuyo saco a mi espalda demasiado ya pesa.

Te busco, libertad armada en cada palabra,
salpicón de agua en esta rutina que me señala como esclava
Te busco desesperada en esta inestabilidad emocional
que me arranca la ropa para dejarme desnuda y tiritando
y me quieren acusar de irracional...
este nido de asesinos que afila sus colmillos con la comida que a otros les está robando
¿irracional por desgarrarme?
Miro sin velos al desastre...
y busco desprenderme, no del dolor, sino del temor 
busco la bocanada que me asegure que constuiremos un mundo mejor
nada de sueños, tan real como sus dedos por mi pecho.
La eternidad está en el segundo en que encañonamos a la raíz putrefacta de este mundo,
si luchamos juntos.

Pero qué sería de mí sin esa carrerilla para sentirlo todo
los días sin poesía son como tragos sin que suenen sorbos,
estoy tensando el tirachinas para inmolarme contra lo mediocre
mientras espero a que su piel de nuevo me roce.

Cada uno de los bandazos que me asesta el desasosiego de este terrible futuro
Cada uno de los empujones de este sistema podrido donde algo terrible cada día descubro
cada uno de los llantos de niños desposeídos
que en mis versos tan desnudos clavan sus uñas por no morir en el olvido
cómo negarme a sangrar entonces
si es la tinta que recoge sus voces
cómo combatir contra esta montaña rusa que hace nudos, de tantas vueltas, en mi pecho
cómo poner un muro a este exceso de sentimientos siempre al acecho.

Lo terrible no es llorar por no encontrar mi sitio
lo insoportable sería darme por vencida y dejar de escuchar sus gritos
Cómo voy a hallar un lugar en un mundo que detesto
si no es en tus carcajadas por mis caricias derrotando al silencio
si no es en estos versos que se lanzan como un ejército.

Ojalá estas líneas explotasen mientras su terrorismo de estado las vigila
que ya he advertido que esta poesía es más que atrevida
como mis reojos buscando en tu cuello esa piel de gallina
mis sentimientos se descubren terroristas
La poesía ha de sonar como una guillotina
antes de caer sobre la cabeza de quien nos domina.

Estas palabras planean estrofas encarnadas que desangren gobiernos corruptos
Empiezo escribiendo suave pero enseguida recuerdo que debemos cortar el árbol y no los frutos
un verso a falta de un tirano que ahogar entre estas manos
y no lo digo tanto por gusto como por necesidad
que si ellos no titubean al ver al obrero y sus hijos sangrar
no vamos a ser nosotros los que a nuestra poesía vayamos a censurar
faltaría más...
poesía haciéndole el amor a la solidaridad
a ver quién a estos gemidos se atreve a hacer callar
que nos vengan a buscar...
estaremos follándonos a su terrible realidad.

jueves, 3 de enero de 2013

aún así, escribir

Ya suman aires plomizos
Carreteras desgastadas de buscar nuevos caminos
Ya suman suspiros derretidos
Ya pesa este aire tedioso
Ensordecen palabras que no dicen nada
Es un hueco infinito esta ciudad
Una vuelta a la esquina para volver al mismo lugar
Me olvidé en su día de volar
Y aún pesan las plumas que se mancharon de tanto alquitrán
Ya no me vale crujir las hojas en mis manos
Ya no me vale sonreir a los niños
Ya son muchos días con el hedor de este río putrefacto
con la luz artificial velando mi horizonte
me coloco en la vanguardia del aire
y el frio son cuchillos que no importan a nadie
escribir con desgana, pero aún así, escribir
como sonreir con ganas de llorar
escribir por no matar
suspirar por no morir