"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

domingo, 24 de febrero de 2013

acariciando la pared de la celda



Repasando las grietas del laberinto
la pared arrogante hablando siempre del frío
siempre hace frío...
está sucia, manchada de silencio y de pueblo dormido
Las llaves de la celda haciendo chasquidos en los bolsillos
que sigilosos caminan por los laberintos de un silencio prohibido
parece la muerte caminando por un pasadizo
su sonido en aquellos pantalones es la melodía del fascismo

Piensa, menos mal que me quedan los libros
demasiados minutos a solas rebotando en recuerdos clandestinos
recuerda: aquellos años en que juntos combatimos
todos los segundos en que huimos
respira al menos nunca nos rendimos
somos presos políticos y resistimos el no ser defendidos
el pueblo ignorante nos condenó al olvido...
No puede evitar un temblor al decirlo, pero sus pulmones gastados le recuerdan
“aún respiro”

Muertos que nunca tuvieron entierros
premios y aplausos ensalzando a los cerdos
mantas que cubrieron caudillos
brazos abiertos al fascismo
todo fuera sigue jaleando el circo
Pero le quedan rincones donde no llega este estado podrido.
y aunque en la celda todo parece caer en el olvido
no hay segundo que no reniegue de ser vencido.
Filos de páginas de mentiras clamando por el suicidio
letras que recuerdan que no todo está perdido
pero la luna en una pared vacía sugieren noches de sentirse perdido.
Si pudiera escuchar su voz reventando el vacío...

Fuera hablan de movilizaciones masivas
él solo puede ver disfraces a una rabia cautiva
él que entre cuatro paredes construye argumentos de dinamita
miles de fieras en su corazón siguen rugiendo cada día
y los barrotes de su celda se debilitan
su respiración acelerada es más combativa
que cualquier pancarta con consignas ya antes dichas.

No por pisar la calle se está luchando
acaricia la pared rugosa y sus dedos quedan manchados
mientras se mira las manos los puños se van apretando
ojalá aprendieran a no ser esclavos...
se repite como un eco soberano
Charla con los que cayeron en el pasado
con los que nunca se amedrentaron
con los que estuvieron entre sus brazos
le confirman la sangre que se sigue derramando
y él se siente demasiado humano
pero no deja ver un ápice de cansancio
más fuerte que nunca su corazón machacado
sus ojos lo ven todo nublado
pero ve más que el resto, por eso se siente liberado.

La piel de tan pocas caricias se ha ido helando
solo sabe que cuando acaricia la celda con sus manos
él no tiene miedo a hacerlo
ni de mirarse al espejo
y sonreir aunque el cambio quede lejos
en sus arrugas se adivinan mil guerras
en su sonrisa el por qué de combativos poemas


1 comentario:

  1. :)... no se que decirte la verdad, me has dejado sin palbras... me has echo sentir el estomago.
    ...:) la imagen se sale, y no dejes de escribir nunca! de verdad. es un jodido placer leerte!y hoy me he sentido identificado! :) un abrazo!

    ResponderEliminar