"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

jueves, 21 de febrero de 2013

miedo



Tuve miedo
tuve tanto miedo...
de admitirlo, ya no lo tengo...
 Pisé despacio aquel hielo
estaba aterrada
por si a la mínima se quebrara
pasaba de puntillas
para que no le pinchasen mis aristas

Tenía, tanto miedo...
miedo de saberlo,
de estrellarme con los frenos
cómo no iba a tener miedo...
yo se bien lo que dice mi espejo.

Tengo miedo porque lo entiendo
siempre fuí el desastre que enredaba mi pelo
no, no era el viento
la culpable, siempre he sido yo...
pero esta vez... ¿quizás no?

Mucho ha rebotado mi eco
los pies demasiado hundidos en el suelo
matando la ilusión de mi recreo
castigándome a la hora del juego
jugando sin pensar con mis desvelos,
normal que tuviera miedo...

Nunca ví crueldad semejante
plantar semillas para talar el árbol en un instante
eso no se hace...
prefiero mi desastre
para recrearme no me hacía falta pisotones antes de que empezara el baile...

Los recuerdos carecen de empatía
el olvido es un mentira
(su piel como letanía)
para a quien sus latidos le dominan

Siento más cuando no digo nada
cuando me quedo callada
cuando despierto habiendo dormido casi nada
y queda algún que otro sueño perenne en la mañana
cuando caminando entre la gente se me agolpan las lágrimas.

Hoy he tenido que pararme en aquella calle
donde parecía que no había nadie
mi espalda derrumbada
contra la pared helada
desplomé mis lágrimas anquilosadas
ya no aguantaba...
de fingir entre tantas risas aborregadas
mi rabia está acomplejada
de hacer como si no hubiera pasado nada
Tengo mucho miedo
de mirar atrás y solo ver huecos.
Salen a gritar a la calle pero ya están muertos
temen los fusiles porque ya aceptaron el destierro
que alguien me diga que no me rinda, que aún puedo...
que alguien aparte de mí este miedo.

Nadie está trazando las líneas de mi rescate...
la masas revolucionadas no vendrán a buscarme
de este callejón nadie va a venir a sacarme
pero es que no quiero que se acerque nadie
que ni se atrevan a rozarme
a mi piel es fácil engañarle
pero ahora la cuidaré del frío cortante
le sobran decepciones a mi desastre...
me parece insulso y moderado hasta el aire
tengo miedo de decirles a estas palabras que se callen
que dejen de incitarme para que estalle
ya está bien de desangrarme...
Tengo miedo de gritarle
y tengo miedo de callarme 
tengo miedo de enfadarme 
tengo mucho miedo de al fin marcharme....
se convierten en vulgaridad y mierda aquellos instantes

¿para qué coño vienes y me abrazas?
¿para qué cojones me desarmas?
caricias que ahora arañan
el egoismo me cansa...
no se juega así con el aliento agotado de mis mañanas
ya tenía suficiente con vivir en un mundo de cloaca
ya tiraba de café para soportar la luz de tanta nube cargada
ya me llegaba con saber que no llegará la lucha armada
ni ahora ni mañana
no hacía falta robarle el brillo a mi mirada
y todo por jugar a hacer castillos en la nada
lo que me faltaba...
tantas palabras para luego no decir nada.

...


un segundo...

...
...
sonrío 

...el horizonte nunca se acaba...