"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

domingo, 31 de marzo de 2013

naturaleza

Al fin como dijo Silvio el tiempo parece mariposas
y vuela en la letanía de sus ojos inspeccionando mis alas rotas
la montaña pone la estampa a lo que me urge en su boca
husmea delicado mi cuello
como si buscase el hueco por donde arrancarme el veneno 
ese que me dejó tiritando entre las cuerdas de mi averno
se vuelve loco oliendo más allá de mi cabello
y a este corazón me cuesta retenerlo
como a mis ojos mirándole fijamente mientras me llega tan adentro.
Huele a jara y a enebro
tierra mojada supura el suelo 
donde nos tumbamos para convertir el humo en fuego
me trae su fuerza todo el aire fresco
la montaña complice de lo que nace en sus huesos.
Ya no me recreo
en tanto echar de menos
porque la sonrisa entre sus besos
espanta a todos mis miedos
mi piel asida con fuerza entre sus dedos
tan delicado como fuerte deleitandose en mi cuerpo
y todo mi escudo queda deshecho
cuando acaba descansando apoyado sobre mi pecho.

Me mira muy despacio
mientras le hablo
y de repente no se contiene
y con urgencia en su beso mis suspiros se entretienen
le noto sonriéndome y mirándome entre la gente
y el rubor abre paisajes sugerentes
mariposas afiladas se suavizan en mi vientre

La eternidad se pone colorada
en la dulzura de lo efímero que se esconde entre nuestras miradas
me rindo y me agarra
mi cintura atrapada entre sus manos descaradas,
no me habla del mañana
no somos nada 
y todo lo siento en mi cintura apretada
es un terrorista de la rutina
pasa como si nada por todas mis espinas
todo un jaleador de mis deseos de lucha armada
tan dulce hablándome de sucursales quemadas
y tras la trinchera de su ternura parece no quedar nada
quiero otra tarde lejos del mundo con él en la montaña
la sierra como testigo de sus manos recorriendo mi piel erizada
me siento pequeña en el hermoso paisaje lejos de la ciudad asediada
esto si es un rescate y la naturaleza me subleva el ansia
paseos donde solo nuestras voces hablan
respirar aire fresco
desnudarme en medio de mi desierto
dejarme llevar por sus ojos sinceros
es naturaleza descontaminando mi cielo. 
Va a llover, lleva tiempo sin salir el sol 
y me da igual... todo es tan natural...

sábado, 30 de marzo de 2013

Turbulentas espirales de la memoria
acechando como siempre a la rebeldía en demora
mi libertad pierde la virginidad en sus ojos
las cimas se alzan tenues pero hermosas sobre mis escombros
siempre caminando entre mis pedazos rotos
pero resisten a mis versos en versión terremoto,
soy de papel por eso siempre me hago trozos
y el mundo parece de tijeras
que sutil es la guerra que en seguida me despieza
y son mis armas traicioneras
las que me apuntan por donde quieran
soy una diana de mis miedos
y soy tan sensible al roce de sus dedos
que me da pánico verme en ojos ajenos
pero siempre me dejo
Como retener este torrente de rio turbulento
que no entiende de presas que lo mantengan preso
si supe renunciar a las cadenas de la rutina
como retener este rio que se me echa encima
soy esclava de la ternura del mundo
a la que me roza, suspiros supuro
como han podido pensar que mi corazón es duro
si está hecho del cristal más fino
pasa tu dedo con cuidado por el filo
es lo único que te pido
no me rompas que soy de apilar trocitos en mis bolsillos
y mantengo una descaro insoportable con el olvido
porque en él no creo
y mi norma son mis latidos
a veces tan tiernos, a veces en mis noches oscuras, asesinos
caminé tantos años por mi corazón de puntillas
que no pienso pasar ahora con sigilo
ya he aprendido que en mis caricias guardo astillas
que en vez de clavarlas a otros se me queda dentro de mis heridas
pero nada ya me frena a saltar en los charcos
porque de suciedad me empapo
por eso me lanzo
aunque el horizonte se esté despedazando
me quedo el tiempo que sea en tus manos

domingo, 24 de marzo de 2013





Se mi ausencia de mañana,
Se mi beso a escondidas de la nostalgia.

Me sobran medias lunas pensando en el alba
quiero lunas enteras por si mañana el mundo acaba.
El brillo de la luna no escatima en hermosura
Verso sin rima en medio del poema
Así eres, sin normas ni trazar fronteras.

Se el presente, pues el futuro será de balas
se mi instante sin pedir nada
porque nada tengo más que el presente de mis ganas.

Huyo de un futuro de rutina acomodada
vivo en el día a día de mi rabia enervada,
si me hablan de mañana solo pienso en lucha armada,
el horizonte repite su llamada
a la lucha revolucionaria
y eso a mi futuro le basta.
Pero hoy soy gotitas de rocío que empañan tus ventanas
aunque el sol las seque como si anoche no mojaran
se el segundo efímero donde disfruto de ser una extraña,
no quiero la eternidad así que no te guardes caricias por mis entrañas.

Se un refugio improvisado cuando se acerca el alba
en ese momento en que los fusiles de la soledad me aguardan.

No te agotas en insulsas palabras
trepa por mi cuerpo buscando lo que te plazca
que despacio me recorres sin dejar hueco que no tocaras,
construye una hoguera sin garantizar chascas
se poesía dentro de mis bragas
ya aprendí que no hay promesas que ganen a las ganas
ganamos el presente sin pensar en el mañana
que importa si esto acaba
si ahora el deseo cabalga.

Me dices “guerrillera” mientras tus dedos suben por mi espalda
mis mariposas vuelan liberadas
dejas claro tu intención de no cortar ni una de sus alas
nos esquivamos entre risas las miradas
derrapas por mis sonrisas cuando me hablas
tus reojos sigilosos abren puertas cerradas
y lo mejor de todo es no ser nada.

Barcos a la deriva  dejando atrás sirenas varadas
somos niños que sin pensar se lanzan a la charca
chapoteas en mi libertad y me dejas toda salpicada
respirar profundo, disfrutar sin necesitar ser nada
piel erizada sin necesidad de promesas adornadas.

No disfrazas tus palabras
que divertido es aguantarse las ganas
para luego explotarlas.

Eres naturaleza en mi carretera alquitranada
mis hojas secas de otoño de tu lluvia fresca se quedan mojadas
tu en tu mundo y yo en el mío damos rienda suelta a nuestras ganas encontradas
qué que eres? Una tregua acariciando el yugo de mi espalda
cielo abierto y escampado sin necesidad de que llegue ni el sol ni la mañana.
La casualidad se dignó hacer su llamada.

viernes, 22 de marzo de 2013

Me habló el huracán
y hubo un día en que no quise mirar
o si quise pero no me atreví a dejarme rodar
el viento en los árboles siempre me quiso hablar 
y yo me volvía loca por dejarme llevar. 
ahora estoy en el seismo
en el frío humano me desvisto
dejandome hacer temblar
recogiendo en cubos de rabia mis ganas de llorar
sigo girando entre los restos de vidas arrancadas
les miro a la cara 
que acaricio
ya no esquivo.
miro como me sonríes
te ríes
miro como me miras
no olvido el devenir de los días
sin salir de la guerra
eres naturaleza
y eso es lo único que necesito ahora
las promesas ya aprendí cuando roban 
ahora me estorban
hueles natural
y eso me ayuda a respirar
hoy que todo el asfalto nos quiere pudrir los pies 
agarrarlos caminando hacia la oscuridad del poder
y yo en la otra dirección quiero correr.
 
Oyes, están llorando
¿cómo pueden ignorarlos?
están desgarrando vidas
¿me llaman amargada por que mi piel se rinde de gallina?
¿Por sangrar en sus heridas ?
Que tristeza de vida
deberíamos jugarnos esta mierda de rutina
como un beso en la boca para mi timidez suicida.

Me estoy dejando llevar a la guerra
como acercándome a su piel cuando agarra mis caderas
A mi lucha ya nada frena.
Nada me dolerá más que seguir viendo como miráis el drama 
sigue trepando por mi vientre, que no olvido que el enemigo con firmas mata
tras un beso no se desgajan mis ganas por que lluevan en sus cabezas balas
sigue acercando mi piel a tus ganas
hacerme sonreir es todo lo que te voy a pedir
acariciarte y notar tu fuerza
manejada por mi cuerpo con destreza 
me hace valorar más
y detenerme en saborear
la suavidad con la que tus manos me tocan.
El mundo afuera de este vaho explota
y pareces afanado en desgastarme la boca.
Ni temo, ni cotemplo la derrota

Lucho a todas horas
me miras y no juzgas ni una de mis estrofas
puede que aún no me conozcas,
no necesito más que saber que nos sobra la ropa
que venga el mundo atevido a explotar mi pompa
eso ya no mi importa
si me quité la piel aposta
para sentir en mi sangre el dolor del trabajador al que explotan.

Hueles a tierra mojada mientras acaricias mis hojas
caidas de un otoño que no llegó a salir de mis estrofas
ahora no pienso en nada más que en que me encanta como me tocas
y en como animas a que mis versos deriven en bombas.

domingo, 17 de marzo de 2013

un último vistazo



Empiezas a desaparecer…
A quedarte anclado en lo que no pudo ser,
comienzas a escurrirte por mis grietas.
Él cierra la puerta,
y noto como te quedas fuera,
el portazo, no en vano, suena
y se va tu sabor de mi lengua
se aleja,
al final la incógnita se despeja
resultó que nunca estuviste en ella,
sus manos en mi cintura, te destierran…
No me promete vencer mil guerras
Vuelven mis pies a la tierra
A oler la sangre real de las aceras
 y luchar, sin necesidad de alas, por ellas.
Amor por la rabia que envenena mis venas...

Desciende por mi vientre,
mis ojos se cierran, al fin, para no intentar verte,
aunque en instantes, te me apareces,
Pero el alcohol lo enturbia todo
y el frío se desquebraja mojando mis escombros,
tira suave de mí para sacarme del calabozo
te vuelves muy borroso
quizás siempre lo fuiste, y yo también, lo reconozco.

Entre risas se van desatando nudos
la noche me empuja al vacío de mi mundo
su lengua deshace las cadenas
me corro portazos y olvido entre mis piernas
en mis gemidos, te alejas…
y me pierdo
te destierro a mi recuerdo,
y desapareces,
dejo que te alejes…
no sin pena, 
me largo de la sala de espera.

Entre flashes confundo sus manos con las tuyas
pero al final, con su fuerza, te esfumas.

Observamos el río rebosante 
las mareas que esperaban parecen atacarme
ha llovido mucho para limpiarte,
ha llegado el momento de que este cuerpo se desate.
La ciudad dormida planea en clandestinidad mi rescate

Se suceden los instantes contigo
Pero moldean sus manos en mi cintura el sepulcro de tu olvido,
como alguien antes de morir,
un segundo recuerdo el pecho colmado de tí,
el corazón se quiere partir,
pero ha llegado el momento
de encerrarte en los versos de mis cuadernos
demasiado escribí sobre algo tan efímero, como si fuera eterno
el fallo que siempre cometo
de pegar demasiado la piel a los huesos
de creer que tras el humo siempre hay fuego

Es el momento de dejar que por mi sudor, te escurras
por la cuesta donde van a caer todas nuestras dudas,
bastante nos torturan
para quedarme parada observando tu censura.
Mientras me dejo mecer por su cuerpo
que a sacarte de dentro parece dispuesto.

Un último vistazo
y digo adiós al temblor de tu abrazo
se trazan los lindes de mi espacio
me besa tan urgente y despacio
no sé dónde estoy, solo sé que al fin escapo

Él no me promete nada
solo unas caricias en el filo de una helada madrugada
y eso por ahora me basta
para que el nudo se deshaga.
No volveré a dormir a tu espalda.

En su fuerza se desgarran las cuerdas
y las va dejando a un lado de mis piernas.
Yo que hace un tiempo fui manojo de cadenas
Me siento arder y en la hoguera al fin te quemas
me dejo calentar por su leña
que huele más a natural que a falsas promesas
desapareces... te vas... y viene el aire fresco acariciando mis caderas
estaba helada y llegó con su hoguera.

viernes, 15 de marzo de 2013

calle arriba



Solo existió aquella noche
el instante en que eran luciérnagas en mis ojos las luces de los coches.

Hoy no se a quién lloraban esas lágrimas,
no se donde se arrojaron desnudas mis ánimas
desde luego no fue a tí
desde luego hoy ya no le pongo ojos tiernos al porvenir
Nunca creí en el destino que a mis sueños quiere deslucir.

Sólo existió aquella noche
y aún no se quien se adueñó de mi poesía en versión derroche
La ciudad también se lo pregunta
Madrid fue cómplice de lo que hoy se me oculta
dentro de mi trinchera hay mil dudas desnudas
cierro los ojos apretando mi espalda contra las rocas
asiendo el fusil cargado de los casquillos que dejaron mis derrotas...
te incluyo en las balas de mi munición por si aún no lo notas
lanzo mis sonrisas y en sus miedos rebotan.

La ciudad me mira desconcertada
si se giró al mirar cuando me alejaba
y mi pasado se esfumaba mientras caminaba
calle arriba
el camino donde mis cimientos se hicieron ruinas
Madrid ahora me mira,
¿quién escribirá el final de este verso?
En el futuro borroso convencida me reflejo

se pregunta la ciudad vencida,
¿otro adiós sin despedida?
¿otra batalla perdida?
Otra vez tras un bombardeo llegan las ruinas
otra vez tentada está la Alicia suicida
tan agotada de confiar en un país de maravillas
de lamer hasta el hueso otra manzana podrida
otra promesa vendiendo su cuerpo en cualquier esquina
pero se repone en seguida
pues una luz que nunca vio ilumina redentora sus cadenas al fin partidas

Llega el insomnio a esta desordenada guarida
burlándose de mi piel perenne de gallina
del temperamento en espiral de otra noche a la deriva
del recuerdo de la vista atrás mientras se alejaba calle arriba...

Detrás vinieron más días
pero aquel fue el único que existió y se escribió la despedida
vendrán muchas más
pero ahora el sendero apesta a libertad.



domingo, 10 de marzo de 2013

mi piel habla de otras cosas
de cosas que no se tocan
de cosas que en el fondo ni te rozan
de sabores que no entendería tu boca
mi piel no habla de la tuya
mi piel no habla de la mía
mi piel habla de lo que eriza
mi piel habla del dolor de otros
porque en mi piel ese dolor es mío
mi piel no suda mi esfuerzo
mi piel no suda el tuyo
mi piel suda del sol que quema a otros
a los tratados como despojos
porque mi piel existe en sus ojos
su sol también me quema a mí
mi piel no sangra
mi piel rabia
mi piel se moja con sus lágrimas
no me acaricies la piel...
por favor, no te atrevas, no lo hagas...
que no tienes ni idea de lo que la encoje
da igual cuan suave la roces
no dejará de erizarse donde mueren los hombres
¿te gusta mi piel tan sensible?
No te gustará tanto su erizar terrible
en la injusticia mi piel se desviste
Dejará de gustarte cuando descubras que es libre
dejará de intrigarte al saber que mi piel está triste...
no es verdad que te guste mi piel...,
dejará de gustarte porque no sabe a miel
y en el fondo pocos saben resistir a la hiel,
al ver que no hay segundo en que descanse
porque no hay segundo en que a oprimidos no les desangren
mi piel está hecha a retales de los restos de los nadies
no toques mi piel...,
porque mi piel no es mía
mi piel está hecha para no soportar las heridas de un mundo que asesina.
El resto, pieles de mentira.

tosiendo

Humo, humo por todos lados
buscando en sus jirones esconder mis atracos
el humo no se deja tocar
 y yo me quiero quemar.

Todo huele a humo
el futuro está hecho de humo
tapa el horizonte
fue humo en su boca mi nombre
todo es humo,
toses donde debería haber susurros
no deja respirar
extiendo las manos para no chocar
para intentar no tropezar
pero me golpeo, me daño me araño
todo es humo
chascas que solo son humos por todos lados
piedras chocando
chispazos que solo humo han provocado
y ya me estoy ahogando
ya me estoy encabronando
estoy echando humo por mis versos maltratados
deja de mirarlos!
coño!
que estos si están hechos de fuegos incendiarios
no sabes nada de mis bosques devastados
no quiero más humo helado

Al humo le escupo
estoy harta de toser, de ahogarme
entre tanto humo de repente lo observo mirarme
aparta el humo, que llueva y lo barra
solo aspiro a que sus manos me evadan
que vengan sus manos, de momento han sido las más reales
parecían fuertes sujetando mi espalda, 
en medio de un lugar donde no había nada
y se reconstruyeron incendios sobre el agua
de fuego es esa fábrica...
 
¿será también humo?

¿seré yo el humo...¿

soy yo el humo...
si, soy yo el humo 
por eso pasan a través de mi orgullo
me siento invisible
que las señales de humo, por favor, me olviden...
 
me incendio y me esfumo
estoy harta del humo...
quiero ser agua
quiero mareas...
estoy ahogada en el sinsentido terrible de este poemas

escribir con desgana
humo escupiendo mi hoguera quemada
pero no poder parar
eso es algo que nunca llegarás ni a rozar
ni si quiera lo intentes porque no lo entenderás
pues nadie lo hace.
 
Gente hecha de humo
dejar de ennegrecer mis esputos
ya no busco fuego
se acabó, me sobran infiernos
que os jodan humos que se mueren en vuestro ego
tenéis hasta los ovarios a este corazón abierto.

Yo solo quería sonréir
 pero de tanto humo solo tengo ganas de escupir

viernes, 8 de marzo de 2013

mujer armada


Se mira al espejo
atrás muchos sentidos muertos
no se quiere ver linda ni bella
pues se cruzan sangrientas cadenas
y las ve como insolentes fieras
todas rodeándola a ella
se compadece de las estrellas
parecen brillantes pero están muertas
todas ahí tan quietas...
y vuelve a sentir sus cadenas
rodeando sus piernas
no puede caminar
no sabe a donde mirar
si todo está vedado
si todo parece un látigo
se detiene un segundo y se mira el puño apretado
no se había percatado
los libros y papeles rebosan por su armario
tantos que lucharon, todos agolpados
todos mezclados la están hablando
la están llamando
“vamos, estás despertando...”
cae por sus brazos desnudos sudor proletario
mira a su barrio
siempre le había parecido un mapa mundi lejano
un vuelvo al corazón desterrado
recuerda cuantas noches se había derrotado
mucho ha trabajado
mira alrededor y solo ve terrenos robados
no puede soportarlo más
se siente pequeña pero quiere volar
de tan sensible solo piensa en matar
en que unas manos fuertes le vengan a acariciar
ya no se rendirá nunca más...
aprieta el puño y rompe el cristal
todo se llena de sangre, solo quiere gritar
escapar, luchar
se acabo parpadear sin mirar
que se le van a caer los párpados de tanto dejarse cegar
fuera escucha un llanto, no , son millones de llantos
como una guerra en cada rincón del asfalto
como un eterno bombardeo agotado
se golpea contra las paredes, no puede soportarlo
en su lengua siente el regusto de todas las que callaron
de mujeres a las que silenciaron
de gritos de rabia que con golpes arrancaron
se araña la piel, llora se retuerce se cae al suelo
está llorando sin poder respirar de tantos siglos de miedo
se le vienen encima todos enteros
como un yugo de hierro sobre su cuello
le vienen a la espalda pieles torturadas
siluetas ultrajadas, dignidades violadas, mujeres explotadas
pero un segundo se para
¿qué es ese reguero que dejan sus lágrimas?
no solo lloran mujeres encarceladas
en sus lágrimas también hay hombres caídos en mil batallas
hay niños llorando a sus faldas
hay millones de tierras quemadas, robadas pisoteadas
hay ancianos que dejaron fusiles escondidos en las montañas
hay bombas devastadoras explotando en las entrañas
hay chupópteros asesinos robando la sed al agua
se tornan tan densas y oscuras esas lágrimas
de todas las vidas aniquiladas
la sangre roja está alquitranada...
se siente vacía y llena de nada
pero algo le recorre la espalda
morir aquí parada, o alzarse en armas el alma
se levanta despacio del suelo que la derrotaba
se aparta suave el pelo de la cara
se siente al fin liberada
ya no, ya no necesita caricias que le traigan la calma
en la lucha al fin encuentra lo que buscaba
no necesita que nadie le despierte en la mañana
pues el horizonte al fin le llama
y camina sola recogiendo piedras de su intifada
se siente hinundada
se seca las lágrimas
por todo el cuerpo le sube una marea de rabia
afuera está el mundo ardiendo pero se asoma sin miedo a la ventana
grita con garganta desgarrada, que la solidaridad le estalla
por todas las luchas que pretenden ser enterradas
por todas las espaldas que fueron golpeadas
por todas los disparos que sonaron fríos al alba

un torrente de prohibidas palabras
sonríe, el siguiente paso, a las armas...

lunes, 4 de marzo de 2013

ese odio me basta



 presente en cada día, "el capitalismo mata"
Si, aún te giro como una peonza por mis entrañas
aún me acaricio suave los labios recordando como rocé con ellos tu espalda
aún recuerdo mil niños palestinos de la intifada escondidos en tu mirada
pero no supiste dar brincos por todo el campo de libertad que te daba
tengo amor de sobra para los que plantan cara a las balas
me sobra rabia
me sobran caricias para el que combate y dispara
para el que se arma con palabras
por eso ya no me duele el hueco que dejó tu espalda
y no olvido que te debo mucho por alentar a mis masas
esas que perdidas se chocaban y callaban
cogiste su mano y apretaste sus puños con solo rozarlas,
por eso siempre te guardo una sonrisa en la distancia
por eso te veo compartiendo mi barricada
porque ayudaste a apilar mis piedras que ansían ser lanzadas,
aunque me revuelque desnuda por los charcos de la nostalgia
es el precio a pagar por esta sensibilidad que desangra
que me hace hurgar a diario por lo oscuridad que me ataca
pero aprendí a caminar a tientas por un mundo que calla
y al fin encuentro luces alumbrando en mi prisión de miedo y desgana
recuerdo tras mis lágrimas que el capitalismo mata
el capitalismo feroz se arma, cabalga, apunta, dispara
sobre los oprimidos condenados a la nada
y lo hace alejandose para no mirar a la cara
cobardes asesinos de mentes alienadas
ese odio me basta
escribo con odio cada una de estas palabras
y claro que odio con todas mis ganas
escupe mi lengua contra sus leyes tiranas
y claro que deseo la guerra para que al fin caigan
reducirlos a la nada, de sus cenizas construir la sociedad soñada
combatir a la ignorancia desclasada,
y claro que recuerdo que su miseria es peor que cualquier bomba lapa
y claro que se alzará mi voz donde su tortura se tapa
y claro que estoy en guerra con los hijos del fascismo de ayer ahora y mañana
porque nunca acabó la guerra y caminamos sobre sangre roja derramada
y claro que mis torpes poemas se construyen bajo la estrella proletaria
y claro que rasgaremos las costuras de los traidores con máscaras
que con sus artimañas a nuestras banderas rojas destiñen y manchan
porque corre sangre obrera por mis venas y mis noches desveladas
por tantas luchas pendientes mis latidos ya no se desgastan
esperando caricias agotadas
en este arrojo al precipicio mi alma se ensancha
mi lucha todo lo mancha
si ya no me distraigo con la sombra de tu espalda
y no espero caricias de la nada
quiero combatir con los míos y de eso si que estoy profundamente enamorada
no me he rendido y comienzan a clarear tantas noches derrotada
tantos días mirando al horizonte y por fín asoman fusiles al alba
no olvido nuestras sonrisas en la cama
pero aquí ya nada me detiene parada
mi corazón palpita pensando en la lucha armada
y estaré a tu lado si llega mi intifada
pero ya no necesito más seguir estelas ni inventar coartadas
por fin escapo y me siento profundamente liberada
de orgullo obrero mi corazón se agranda
me queda muy lejos el fusil en mis palabras
de sentirme arropada por camaradas,
pero lloro con rabia por los desahuciados del mañana
y con eso me basta para cargarme de balas
para cerrar mis puños y plantar bandera rojas por el flanco de mis montañas
que frente a símbolos fascistas en mi sierra de este madrid vencido al fin planten cara
por tantos caidos que aún se ocultan en la historia manipulada
daremos guerra a los fascistas que nos roban el mañana
verteremos la sangre de burgueses que nos quieren explotadas,
sonrío, asoman dulces miradas a husmear por mis entrañas
entrañas que en tus dudas ya nunca más se verán acongojadas
me sobran caminos para reventar la rutina que me aplasta
no necesito palmaditas en la espalda
respiro... recuerdo, cada segundo el capitalismo mata...
por todas las espaldas golpeadas y torturadas
por tantos segundos de silencio en celdas ocultadas
por que la solidaridad es lo que mi piel reclamaba.
Estos latidos suenan a pedradas
ansiosos por abrir la cabeza de torturadores, obispos pederastas,fascistas, explotadores, vendeobreros y monarcas
me sobran motivos para continuar con mi lucha armada
me sobran poemas para revolucionar mi alma
sonrío, porque al fin, tras tantos traspiés, comienzo a tropezar con la munición que tanto esperaba.

viernes, 1 de marzo de 2013

ya...

Te paseas soberbio por los desvelos
de todas las noches en que no volveremos a tenernos
como si nunca hubieramos caminado al filo de lo eterno.
Mis gemidos escribían por las paredes muchos de mis sueños
hablaban de tantos ratos con la mirada perdida
de todas las angustias dando volteretas al ponerse mis días
de los dibujos en mi ventana empañada de los suspiros que me rompen
de tantas horas de auto lesión buscando serenidad en mis ratas insomnes
he tenido mil nombres
y me vi paseando por el futuro que me escondes
pero ninguno de esos nombres estuvo en tu boca
no dejaré que las manchas de mi espejo de nuevo me descompongan.
por mucho que seas la margarita de mis deshojes.
Me rompo, no me conoces.

Fuiste un sol, pero como sus rayos traicioneros
que simulan calor aunque en la calle nos helemos

Me quedo con mis noches a solas
me quedo con la luz de la luna haciendo cabriolas
en mis versos agotados de recordar tus dedos por mis olas.

La luz de la luna me gusta porque no promete calor
está alumbrando al lejos un seísmo de dulce temblor
que escribe poesías tras echar un vistazo a mi balcón.
La luna ilumina las copas de los árboles
sin decirles que va a calentarles
y resultan hermosos, así sin excesos, sin edulcorantes
me habla de versos esparcidos por la calle
resulta suave...
me sorprende donde no lo hizo nadie,
se mete sin miedo a mi enjambre
de palabras torcidas malsonantes
y se cruza por mis poemas trayendo aliento cuando me quedaba sin aire
no tiene miedo a las caricias de mi desastre.
Respiro sonriendo en ese “quien sabe...”

La erupción de tu volcán
convirtió mi fragilidad
en endurecido alquitrán
ya no se donde estás...

Ya no me subiré por las paredes soñando con que me vengas a salvar
pero aún me revuelvo por aquellas lágrimas lavando la mediocridad
por aquellas escapadas de tregua lejos de la ciudad
aquellas cosquillas como bombas en la dictadura de mi soledad
pero ya nunca volverán.
Estoy centrada en el cemento que construya mis alas para volar
cemento pesado que no me supone un freno a estas alturas
ya pueden cubrirme con mi sepultura
ya no le temo a la tortura
pues ya entendí que tu espalda no será la cortina donde mi alma se desnuda.

Otoño está a punto de arrojarse al recuerdo
solo un segundo más desnudándome en su recreo
antes de decir adiós al segundo que dura lo eterno
...sus hojas secas se están humedeciendo
con una brisa mojada que le susurra primaveras a mi invierno
ya que finalmente no supiste hacerlo
me voy a asomar por un nuevo sendero
se acerca una de las mariposas de mis versos para olerlo...
empiezo a no tener miedo