"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

viernes, 8 de marzo de 2013

mujer armada


Se mira al espejo
atrás muchos sentidos muertos
no se quiere ver linda ni bella
pues se cruzan sangrientas cadenas
y las ve como insolentes fieras
todas rodeándola a ella
se compadece de las estrellas
parecen brillantes pero están muertas
todas ahí tan quietas...
y vuelve a sentir sus cadenas
rodeando sus piernas
no puede caminar
no sabe a donde mirar
si todo está vedado
si todo parece un látigo
se detiene un segundo y se mira el puño apretado
no se había percatado
los libros y papeles rebosan por su armario
tantos que lucharon, todos agolpados
todos mezclados la están hablando
la están llamando
“vamos, estás despertando...”
cae por sus brazos desnudos sudor proletario
mira a su barrio
siempre le había parecido un mapa mundi lejano
un vuelvo al corazón desterrado
recuerda cuantas noches se había derrotado
mucho ha trabajado
mira alrededor y solo ve terrenos robados
no puede soportarlo más
se siente pequeña pero quiere volar
de tan sensible solo piensa en matar
en que unas manos fuertes le vengan a acariciar
ya no se rendirá nunca más...
aprieta el puño y rompe el cristal
todo se llena de sangre, solo quiere gritar
escapar, luchar
se acabo parpadear sin mirar
que se le van a caer los párpados de tanto dejarse cegar
fuera escucha un llanto, no , son millones de llantos
como una guerra en cada rincón del asfalto
como un eterno bombardeo agotado
se golpea contra las paredes, no puede soportarlo
en su lengua siente el regusto de todas las que callaron
de mujeres a las que silenciaron
de gritos de rabia que con golpes arrancaron
se araña la piel, llora se retuerce se cae al suelo
está llorando sin poder respirar de tantos siglos de miedo
se le vienen encima todos enteros
como un yugo de hierro sobre su cuello
le vienen a la espalda pieles torturadas
siluetas ultrajadas, dignidades violadas, mujeres explotadas
pero un segundo se para
¿qué es ese reguero que dejan sus lágrimas?
no solo lloran mujeres encarceladas
en sus lágrimas también hay hombres caídos en mil batallas
hay niños llorando a sus faldas
hay millones de tierras quemadas, robadas pisoteadas
hay ancianos que dejaron fusiles escondidos en las montañas
hay bombas devastadoras explotando en las entrañas
hay chupópteros asesinos robando la sed al agua
se tornan tan densas y oscuras esas lágrimas
de todas las vidas aniquiladas
la sangre roja está alquitranada...
se siente vacía y llena de nada
pero algo le recorre la espalda
morir aquí parada, o alzarse en armas el alma
se levanta despacio del suelo que la derrotaba
se aparta suave el pelo de la cara
se siente al fin liberada
ya no, ya no necesita caricias que le traigan la calma
en la lucha al fin encuentra lo que buscaba
no necesita que nadie le despierte en la mañana
pues el horizonte al fin le llama
y camina sola recogiendo piedras de su intifada
se siente hinundada
se seca las lágrimas
por todo el cuerpo le sube una marea de rabia
afuera está el mundo ardiendo pero se asoma sin miedo a la ventana
grita con garganta desgarrada, que la solidaridad le estalla
por todas las luchas que pretenden ser enterradas
por todas las espaldas que fueron golpeadas
por todas los disparos que sonaron fríos al alba

un torrente de prohibidas palabras
sonríe, el siguiente paso, a las armas...

1 comentario:

  1. me gustan mucho las guindas que dejas siempre al final, y como siempre, es un placer leerte!!!transportas!!!y se aprenden cosas :)

    te deseo un buen día por tener ese arte pa dejar a uno sin palabras!!!!

    ResponderEliminar