"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

martes, 21 de mayo de 2013

por las muescas de mi carne

Tiene la suavidad de un cielo despejado
La fuerza de las noches cálidas de un invierno tirano
Recoge las piedras que claman lanzar mis manos
Guarda el hacha que rompe las cadenas de mis esclavos
No le tiembla el fusil cuando le hablo de los que quisiera ver enterrados
Sus ojos mirándome cuando hablamos
Parecen clamar aprobaciones e ánimo
Repitiendo en mis latidos, adelante, “ ves a matarlos”
Y mi latido palpita sin guardarse los latidos encabritados.
Caminamos,
Se detiene y me mira despacio
Sonríe avergonzado y se estrecha el espacio
Que separa nuestros cuerpos agotados
De tantos caminos andados
Sin habernos encontrado.
“Todo este tiempo- pregunto- ¿dónde has estado?
Pues no te estuve esperando, -me dice-
Si te dijera eso te estaría engañando,
Pero a donde hemos llegado
Me parece un camino que jamás había andado”

Y se escapan,
Derrotados se marchan,
Se caen rodando,
Los miedos inundaban mi cuarto
La angustia se ha acobardado.
Me habla de las noches en vela
Buscando el olor que esnifó en mis caderas
La mariposa de mi estómago se enrabieta
Esquivas los senderos de la pasión pasajera
Llevamos rato juntos entre la gente
Y cuando tu mano se apresura a mi vientre
Me saludas de nuevo
Suena con eco tu susurro
Como si no llevásemos un buen rato juntos
Pero cualquier rato sin besarnos parecen muros
Las muescas de mi carne
Son para tus manos terreno escalable
Y subes como no lo hizo nadie
Mirando a contracorriente del aire
Cuando parecía que a nadie iba yo a importarle
Te veo haciendo méritos para el cielo acercarme
Riéndonos de las nubes que imitan nuestros baile
Me traes los atardeceres para que mi día se escape


No hay comentarios:

Publicar un comentario