"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

lunes, 24 de junio de 2013

musas derribadas

De cristal el corazón
de cristal la ingenuidad de la piel
al creerse el verano
mientras una brisa aventura la mano
de cristal entre las balas
de cristal las palabras
tan tintineantes como la lluvia contra las ventanas
siempre a punto de partir
siempre con el terror de los pedazos
siempre tan frágil lejos de los abrazos
tan diminuta la coraza
tan monstruoso el dolor
tan quebrado el atardecer
de un lunes grisáceo que parecía vencer
pero se pierde donde el ocaso ni se ve
dando forma a los nudos
apretándolos sin sentido
recreándose en el no saber deshacerlos
siempre un vacío
siempre el negro cántico de los grillos
siempre buscando en los abismos
las caídas de mi delirio
asomadas siempre al precipicio
tan frágil
tan harta de romperme con solo un vaivén
me hago ovillo en el dolor que taladra mi sien
ese que empuja una lágrima atisbando el perder
y todos los miedos se insinúan con caricias del ayer
hacía ya días que no habría la puerta de mi insensatez
de mi derrota anticipando
del cielo difuminado
¿dónde estás luna?
no me dejes sola si ayer estabas llena
siempre a sabiendas
perenne en la puta esquina
mi temblor eterno me aniquila
hurgando en la espiral oscura
porque de ella sale brotando como torrente mi desventura
y se vuelve hermosa cuando la enredo con mis ansias de lucha
encogida sobre las sábanas
un reojo se permite mi mirada
a la noche anunciando su llegada
basta de este recreo con mis musas derribadas
y me llena un aliento desafiando las urracas
que parecen hablarle a mis lágrimas
el aliento de la lucha
cuando me siento sola la combatividad no me abandona
se porque siempre me guardo un abismo tan denso y oscuro
porque como voy a olvidarlo sabiendo que este no es el mundo
y aunque me permito sonreir mientras en tus manos me desnudo
recuerdo, este no es el mundo
este no es
por eso siempre una vez al día me derrumbo
y admito que truena la caída de mis escudos
lloro si no estás a mi lado
y suenan terribles el desfile de humanos domesticados
suenan horribles los niños aniquilados
sin tus manos no soporto el chocar de tanta cadena de esclavos
pero no te necesito
para saber que aún con tanto dolor yo resisto
y mañana en tus manos me derrito
pero no te necesito
y esa es la mejor libertad de nuestros ratitos
abatida en ese repiqueteo de genocidios
sin tus besos endulzando tristes designios
pero me armo porque aun sin caricias, yo lucho

No hay comentarios:

Publicar un comentario