"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

sábado, 1 de junio de 2013

oportunistas





Se rasgaron en la sierra de un cuchillo
llamado terrible capitalismo
donde sonaron a agonía nuestros grillos
que nunca llegaron a desvestirse en el verano
que planeamos lejos del humo tirano
y resultó ser humo con lo que llenó mis manos

La mano volvió a sujetar mi cabeza
la dignidad saludándome a lo lejos
aliándose con los tiranos que nunca me dejan dormir
me acuerdo de esas noches lejos de tí
sin conocer que se podía sonreír
en este mundo rubricando el verbo morir

Apartando arbustos de mierda
buscando algo real en la estepa
algún disparo que sonase a lucha verdadera
pero limpian fusiles antes de desatar la cuerda
aprietan gatillos cuando les dejan
decoran cadenas.
Ya no me vale lanzar piedras,
si no sabes a quien apedreas.
Oportunistas son fábricas de rabia deshecha
jaleando con prendernos la mecha
para que la chispa nunca llegue a hoguera
se ponen comodos en una derrota eterna.

No se le ruega a este sistema
no se le piden segundos de tregua
porque en la batida de sus puertas
muchos quedan fuera a expensas
esperando la guadaña sangrienta
que desde que nacieron, terrible, les acecha.
Perros guardianes del sistema
hablan de justicia como si nunca hubieran
usado cal viva para cortar lenguas
como si sus manos no hubiera estrechado las de ratas infectas
como si su voz callada no olvidara veredas
y ¿venís alzando rojas las banderas?
¿Venís reclamando los huesos enterrados en cunetas?
Como si nunca hubieran tejido a conciencia vendas
como si nunca hubieras mirado de reojo manos asomando desde celdas
como si vuestros bolsillos no se llenasen con la sangre de la guerra
como si no hubiera forzado a tortura estómagos valientes en huelga.
 
Ya no nos vale perfume en la mierda
si cuando subimos el puño en alto ¡sois cadenas!
¿venís a querer saber como huele nuestra tierra?
¡ cínicos, nos pedís los aplausos por agitar nuestras banderas!
si hecha a jirones a vuestros pies descansa su tela
Malditos privilegios que cambiastéis por las piedras
escondidas en una camuflada y perenne guerra. 
Vemos vuestras manos estrechadas a los hijos de los que nos encierran
si vuestro aliento sopla en la mano de quienes nos golpean.
Ya no es tiempo de rogar tercipelo en las cadenas
ya queremos reventarlas y aplastaros con ellas
no aspiramos a que lo entiendas
¿entender?
¿Acaso el que explota niños lo hace por no saber?
Acaso el que bombardea escuelas lo hace por desconocer que dentro hay niños?
¿y me reclamas que lo explique con pacifismo?
Construisteis los altares que alzaron los asesinos
les barristéis la sangre que derramaron de sus caminos
¡Basta de los que se creen justos por suavizar el capitalismo!
No hay perdón para los que miraron a otro lado de este recalcitrante fascismo
aún tiembla la gente, pues nunca hubo refugio para guarecerse de ese devastador seísmo.
 
No lucharemos por adornar el circo
no aspiramos a agua estancada solo porque haya río
queremos torrentes que desemboquen en estanque cristalino
si nos dáis de vuestro agua, por mucha sed, os escupimos
Ahora má que nunca, no nos rendimos

No hay comentarios:

Publicar un comentario