"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

martes, 29 de octubre de 2013

Algunas de las cosas que no quiero saber

No se escribir corto
no se leer lento
no se cerrarme la boca
cuando golpean a mi pueblo
no se caminar ligera
no se parecer primavera
soy más de embarrarme en tierra
que de pisar de puntillas las aceras

No se humanizar opresores
no se calzar tacones
no se mirar mi sierra sin pensar en rojos batallones

No se sumar estrellas
se verlas a cada una diferente, a cada una bella
no se vivir en paz cuando otros nacen con el sonido de la guerra 

no se mirarte a tus ojos
sin pensar en esos tontos
que aman a medias y poco a poco
...

una forma de ganar

Una mueca, un no se que
y su sonrisa habla de vencer
Yo a ratos que no me se donde esconder
del miedo que me da perder
del pánico de lo que el mundo parece acontecer
mentiras, odios, desprecios, rutinas
afónica la voz tras las consignas,
soy idiota y me recreo en la basura del alrededor
esta conciencia está siendo presa del temor a perder.

y llega su sonrisa
como si se hubiera declarado la guerra
como si fuera una bomba, como si ardiera una hoguera
y todos mis tiranos quedan fuera


Soy ese manojo,es mala hierba
a veces a conciencia en algún que otro jardín
otras me crece la raiz
en mi propio campo
y yo misma me asalto

Las flores empiezan a quedar atrapadas
y entonces, cuando se nubla mi montaña
asoma la nariz
pone cara de quererse reir
y estalla, estalla a sonreir
y todas las enrredaderas que me atrapan se empiezan a partir
aquellas que me aprietan como el verbo rendir
aquellas que me podrían hacer morir
incluso aquellas que me atan a combatir
Me libera de todas
su sonrisa infantil

Sortea mi derrota
mi boca se despoja
del miedo que se vuelve otoño en mis hojas

Todo me parece incierto
y su sonrisa parece esas frases que recuerdo
de aquellas mañanas con mi cama llena de cuentos

me recreo en mi mala hierba
pero tu sonrisa me desenreda .

Voy haciendo volteretas
mientras te pienso en las aceras.

Golpeando mi ánimo contra la mugre de la ciudad
y aparece tu sonrisa y todo lo empieza a iluminar
aún no ha salido el sol y me vienes a saludar
despeinado y recién dormido
y haces que volver a la cama contigo sea mi único anhelar
que tregua a este corazón preso del batallar.


La sierra ya no sabe donde mirar
cuando nos hacemos caricias ante su cristal
y tu sonrisa mientras me coges la cintura
compite con el sol que se pone furioso porque se siente a oscuras

Entrecierras tus ojos
nuestros labios hacen la competencia
al beso del sol en sus cimas
acercas mi cuerpo al tuyo y nos miramos sonriendo
y entonces la ciudad entiende que está perdiendo
y la sierra se pone de nuestro lado
pues sabe que somos sus aliados
y es que nuestros cuerpos abrazados
son bombas en la rutina del asfalto
el atardecer embaucado, se nos esta desnudando.

Tu sonrisa está matando
a todos los fantasmas del pasado
y eso que echo la vista atrás
a mi infancia que siempre guardo en los bolsillos
donde guardo trocitos de papelillos
de esa niña nerviosa
que tu vienes a hacerla sentir hermosa,
cuando echas tu carcajada sobre mi verdad
vuelvo a ser la niña que tanto me he recreado en añorar
que tanto tiempo pregunté donde coño estás
venme a rescatar
y entonces vino tu sonrisa
y me trajo consigo esa niña
que ansiaba en recuperar
es que tu carcajada rompe los lindes de la edad
rompe las cadenas que me quieren aprisionar
esa vida mediocre y burguesa tu carcajada la viene a arrasar
Tantas guerras y tu sola sonrisa es sinónimo de ganar.

Entre la desidia de los dias
su sonrisa es el naufrago de mi isla
como el humo pidiendo auxilio entre las cimas
Entre mi yo alegre y la depresiva,
entre la prematura anciana y la eterna niña
Como la lumbre en la cueva oscura
como la mantan en el que duerme sobre basuras
como el vino cuando hace frío
como la comida cuando ruge el dominio
como la imponente sierra
en un madrid contaminado y en guerra
como el abrazo tras un día luchando
como el cuerpo desnudo al enamorado
como la bandera aún alzada de un ejército derrotado
como el pueblo oprimido levantándose en armas
como la infancia enterna en mi mañana
su sonrisa.

lunes, 28 de octubre de 2013

me niego a verles humanos



Hoy que el sudor está ennegrecido
que las manos encalladas se desgajan
hoy que las lágrimas no valen nada
que la acera cansada es pisoteada
hoy que el pueblo calla.

No me pidan que humanice
que mire a los ojos y me solidarice
que me tiemble la voz al dirigirme
a quien mira con desprecio
los ojos asustados de mi pueblo

Sudor limpio de verdad
uñas y dientes clavándose en su realidad
defendiendo con rabia tan solo su pan
¡que voy a humanizar!
a esos canallas!
que miran a los humildes y se jactan
¡que voy a humanizar!
a esos que pudiendo gritar y callan,
hoy vendré cansada
pues no hay siesta en este lado de la batalla
no hay descanso por eso no vale la cabeza gacha.

me niego a ver humanos
donde hay estúpidos lamiendo las manos de sus amos,
claro que se que lo son
pero yo no los quiero ver humanos
y si acaso de verlos quiero verlos sangrando
quiero verlos temblando
como tiemblan mis hermanos
como tiemblan nuestras manos

Golpean y me piden que les trate como humanos
que me hablan de que les duele dejarnos sin el pan
pero se sientan en nuestra mesa a comer y robarnos!
Y me dicen que de gracias
cuando dejan caer al suelo un puñado de migajas!

Me dicen apenados, estos hipócritas, que no duermen por las noches
si te duele el pueblo que haces mirándolos desde tu pedestal de derroche
que mentira maquillada nos vienes a contar
si desde arriba lanzan mendrugos y nos pretenden jalear
para que roguemos , gritemos como ganado con hambre
y vienen sus manos, las mismas que nos arañan a querernos alimentar

Los hay que callan, esos que aceptan esos que el miedo llena sus platos en la mesa
esos cuyo rugir de tripas intentan silenciar!
Que esclavos perfectos que pisoteados se conforman con callar
dicen que para el pan de sus hijos salvar
los hijos cuyo mañana ya mandaron a fusilar
no hay mañana para quien calla
pues solo le quedará una sábana blanca
traslúcida que no dice nada
endeble y a la cuerda bien atada
que cuando el viento la agita ni siquiera arruga sus pliegues
y nosotras no queremos ser sábanas blancas
queremos lienzos llenos de pintadas
queremos hijos que embadurnen las murallas
queremos hijos que cuando miren al pueblo sientan rabia
que clamen lo que otros callan
que se manchan con las manos encalladas
que se arruguen cuando el viento golpea sus mañanas.

Qué teméis perder idiotas?a quien creéis defender!?
pobres esputos de un sistema que les prometió calmar su sed
les lanzan gotitas de agua y estos tristes se creen vencer.

Que os prometieron traidores
para que pongáís el esfuerzo en al trabajador sacarle los colores
ese con el que compartes sudor y temores
y gastas saliva en escupir a su miseria
antes que en aguillotinar a quien lentamente os entierra
Os burláis, os reís, menospreciáis la lucha del pueblo trabajador
que títeres graciosos haciendo el papel de clase media
pero no os dáis cuenta
las mismas cuerdas que os atan son las nuestras
pero nosotras las vemos
y a conciencia las mordemos

no se dan cuenta
pobres infelices
están sentenciando el pan de sus hijos
un sol velado en cada amanecer, pobres desgraciados
yo prefiero cegarme con el sol
si tengo a mi pueblo a mi lado

sábado, 19 de octubre de 2013

en guerra contra la indiferencia




Agotamiento y cansancio...
lo que más rendida deja
es ese hueco
ese cuarto estrecho
y aún así infinito
esa habitación sin ventanas
esa opacidad en el aroma
esa niebla perenne
lo que más agota es la indiferencia.

No agota solo por la rabia
agotan sus artimañas
su despliegue de seducción
que a todos embauca
dando volteretas en los ombligos
litros de colonia empalagosa
sobre montañas de basura
y la gente inhala satisfecha.

Me agota
camino muy cansada hoy
hoy no fue por señalar al enemigo
sino de caminar entre la indiferencia
incluso de esos que llenan de saliva rabiosa la calle
y luego es solo eso
esputos diluidos en baba de borrego.

Hoy no puedo dormir, no he podido comer
ayer tampoco,
pensando en la indiferencia
¿por qué me desvela?
me acurruco en las mantas y entonces lo entiendo
a mi también me sedujo
me acarició, me susurró … me aplastó
y me sigue aplastando
me sigue lamiendo los huesos de esclava que aún cargo.

Tan oportuna, tan veloz
acude corriendo, desgañitada
y claro, le va la vida en ello
a tapar las heridas de todas las balas
que no se vea la sangre
almacenes de sedosas vendas,
se pone a limar las aristas de tus cadenas
no vaya a ser que se te claven
y luches con todas tus ganas por reventarlas.

Temor, abismo, me rindo...
sabiéndome su amante en tantas ocasiones
sucumbiendo a su embaucadora mirada que no mira nada
y hoy me siento agotada

Pero, espera...
hoy estoy agotada de esquivarla
de sortearla
de verla tan despiadada y clara
tan monstruosa mirada
tan fría ante el drama
me vuelvo pequeña de contemplar tan terrible asesina.

la indiferencia me deja temblando
pero el sudor que dejan gotear mis manos
es por luchar apartándome de sus senderos
cansada, sí, pero no vencida
reconociendo la tortura de mirar sin vendas
pero no imagino, ni quiero otra manera de mirar, una vez deshechas
no quiero esa felicidad edulcorada.


sábado, 12 de octubre de 2013

en medio de la vorágine



Ese halo que envuelve el otoño
ese tono que tiene la melancolía en las calles
esa opacidad de un atardecer que no sabe si frio o calor
que divaga entre el vaivén de una noche prematura y un día tardío
esa sensación a pies flotando
a pluma girando en el silencio
escurriendo los obstáculos de la voracidad de los días
asfalto, edificios, coches, avenidas, gente rápida
y mis pasos callados
como si fuera un fantasma
y las primeras farolas turban la luz
la luz que todo lo envuelve y todo lo cambia
y parece jugárseo todo a una sola carta
la de la atardecer y su magia,

¿Por qué la gente no se detiene
en medio de esa vorágine
a contemplar la sutileza de la luz ?
golpeando diferente en cada cristal
en cada cabello
en mi caminar
y me sorprendo cabizbaja
intentando no ser vista por el mundo
queriendo ser olvidada por un segundo.

hay un grupo de chicas hablando de lo que han engordado
otros comentan la lista de la compra
y en un paso de cebra un tipo considera
que un piropo vulgar es lo que espero
y es entonces cuando más te echo de menos
cuando la mediocridad todo se lo quiere comer
cuando los corderos balan al unísono de un compás aburrido
echo en falta cada tarde que no veo un atardecer contigo
porque de lo mediocre y apagado tu eres antagonismo
y de repente ese mundo opaco , aburrido
ese baile de clones me importa una mierda y todo tiene sentido
cuando revivo uno por uno todos los suspiros
y esa sensación a horizonte infinito
cuando me miras mis guerras cotidianas cobran sentido
¿que guardan tus ojos cuando hablando te olvidas de lo que me ibas a decir?
y te me quedas mirando así
así..
hacía tanto que nadie me dejaba sin saber ni como describir
será también la luz que nos alumbra
la que ahora nos ha tocado vivir
con las sombras acechando del porvenir
y oscuros callejones del pasado nos la quieren cambiar
pero la luz de todos los atardeceres parecen pocas cuando me miras así
continúo caminando
rozando en las paredes las palmas de mis manos
mirando a los gatitos agazapados de mi barrio
todos los días guardan un caldo de cultivo de poesía



miércoles, 9 de octubre de 2013

Che Guevara


Suena a reguero de sangre derramada
tan roja, tan de la tierra, tan humana.

Un fulgor encendido en su mirada
no era un mito
pero en el negro de sus ojos anidaba el infinito.
De la dulzura al reclamo a la lucha armada en su brillo.

En su puño se alzan
la voz de aquellos que vivieron con lenguas cortadas
las venas abiertas de los oprimidos
tintaron las balas del fusil que acompasaba sus latidos
suena su canción por latinoamérica
no se olvide su sensibilidad en la mediocridad de la estética.

Solo un hombre y tantas hijas e hijos huérfanos
Pariendo revolucionarios de sus rodillas jamás doblegadas ni en los peores infiernos.
Guerrillas cuyas bombas son los latidos
Tantos tiranos bien vestidos
tantos látigos sobre campesinos
y él solo hizo lo que debiera hacer cualquier hombre sencillo
sentirlo
apretar el gatillo,
sentirlo de veras
y así el odio se alza como bandera
contra el brutal asesino de la piel obrera.

Cómo no odiar con toda el alma
cuando con toda el alma e ama,
hasta el punto de apretar el gatillo
y se empuja un verso en su nombre escrito
Amor a los pueblos,
conciencia siempre en desvelo
Sin fronteras cuando se trata de extender el fuego.

No hay concesiones ni pacifismo
si se trata de combatir contra el capitalismo
si se trata de amar al obrero y campesino oprimido
si se trata de luchar contra el enemigo
sin dejar nunca de tratar al pueblo con mimo
acariciarlo con sigilo
conocer el dolor que forja sus fatigas y delirios

Caminando tosiendo en Sierra Maestra
la historia ante él doblega sus piernas
las que él nunca arrodilló
y se pelean los estribillos por bailar con su voz


No dudó en disparar
tal era al pueblo su lealtad
pues no se dejan huecos para sentarse en la mesadel enemigo
Si se es solidario no hay perdón posible para el capitalismo
Es tan hermosa su sonrisa
y tiembla en las página de guerra de guerrillas.
Guarda la carcajada de todos a los que callaron
Nunca te mataron
pues hoy aún sigues retronando
y está encerrado en millones de puños apretados
Como la poesía tierno, duro, revolucionario...