"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

miércoles, 25 de diciembre de 2013

natural

A tí que no eres ni príncipe ni mucho menos azul
porque eres de colores cuando el atardecer te enfoca con la luz
porque eres incorrecto, bruto y tierno
y cuando rabio contra el estado no me tienes miedo
a tí que no te importa quedarte callado
que analizas el mundo de un modo innato
y entiendes la lucha de clases de un modo natural
solo te hace falta mirar despacito las cosas y olfatear
sabes quienes son lo buenos y los malos como un animal

A ti que no temes que alce la voz
y me preguntas que dicen los latidos cuando se encabrita mi corazón
a ti que no te molesta que se me hinche la vena
a tí porque haces que en tu pecho me la sude estar guapa o fea

A tí que no te cansa que hable sin parar
de las bombas que deberían estallar ya
y no me tratas con debilidad
sino con respeto y serenidad
a tí que no necesitas aparentar
a ti que siempre sumas donde yo aprendí a restar.
A tí que no te necesito, sino que te elijo con libertad.
A tí que en tus brazos atada me siento volar.
a tí que traes esperanza en las calles de la realidad
que haces que todo huela a campo a natural
a tí que por tu sonrisa infantil ver estallar
merece la pena no dejar nunca de luchar. 



domingo, 15 de diciembre de 2013

a los que miran



Esperan, esperan encogidos
agazapados reprimidos
esperan en un rincón
creen estar protegiendo su rutina de salón
Arropados, tapados, cegados
silenciados...
se creen calientes, y tienen el corazón ya helado.
Esperan, esperan mirando
escudriñando
agachados
mientras otros
muy pocos,
dan el salto
y ellos esclavos, esperan
esperan a que llegue el vendaval
la tormenta que todo lo va a arrastrar
y se creen atados al mástil de su esclavitud
como si fuera su altar, mantienen su pulcritud
ignoran que de su espera, de sus pies atados
nace la sangre de los apaleados,desahuciados.
Creen proteger su vida, pero ya están condenados.

Esperan sobre su basura de comodidad
pues creyeron que no es posible otra realidad
y ahí murieron,
en aras de calentarse en el fuego del infierno
de seguir sobreviviendo
mientras luchamos por ser algo más que espectros.
¿Sobrevivir, o vivir?

son capaces de asomarse
incluso, son capaces de al mirarnos lamentarse.
y mirar como el torrente arrastra a miles
y gritaran desde la cima
“ oh, pobres ,es una injusticia”
pero continuaran esperando
simplemente mirando
pues si no ven sangre creen que no es tan malo.

Están parados
esperando a que los verdugos les remienden los harapos
quieren ser parte de la danza de los tiranos
aunque cuando hablen contigo se harán pasar por humanos,
Solo desean que los eleven del suelo donde caminan sus hermanos.

Se afanan por no ser salpicados
y para justificarse te llamarán amargado
pero su tristeza de vida les ha condenado
pues solo quieren seguir alzados
a sus cuerdas, como marionetas, bien atados,
Sobreviven entre toneladas de basura
que es su comodidad, su tortura.
Pero yo quiero vivir,
que tengo los labios rojos y no es por su carmín.
En algún lado vencerán los buenos, los humanos
aunque seamos pocos, seguiremos luchando

Así pues, no ladres “oh, pobres que injusticia”
cuando pongas las noticias,
si cuando a tus compañeros los pisan
tu solo esperas, tu solo miras.

domingo, 1 de diciembre de 2013

la rutina del sol



Y no es que antes no estuvieran
y no es que antes no olieran
y no es que antes no tocara
es que la bruma todo lo enturbiaba
y no había tiempo para paradas
en medio de la nada
para mirar las estrellas sobre mi corazón volcadas
ni tampoco había ganas
porque el infinito de la noche
redoblaba en sus campanas
anunciando la muerte de mi aire a bocanadas

Pero hoy las estrellas dan luz a mis espadas
vienen esas ganas de alzarlas
y no es que antes no luchara
pero ahora cada lanzada
tiene un nombre en su clavada
un sentido en su estocada
tus caricias en mi mañana
mis razones en tu espalda
tu paz, tu pausa en cada palabra
tus ojos clavados en mi pupila dilatada
mientras tus manos me desnudaban.

Y no es que antes la montaña no recortara
y no es que antes el atardecer sobre la sierra no se desangrara
pero donde antes a solas lloraba
el ocaso se rinde en tu mirada
pues aunque muera el sol cada tarde helada
se que volveremos aquí juntos mañana
y no lo tememos pues viene la noche estrellada

El sol siempre hace la misma rutina
y siempre con la misma pasión ilumina
así es contigo el día a día

No es que antes durmiera
es que las siestas contigo en el campo
aunque sea invierno y alrededor esté helando
en tus brazos es siempre primavera.
Curiosos sobre nosotros los buitres vuelan
ya pueden estar a la espera
que no les daremos el gusto de que esto muera.