"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

lunes, 3 de febrero de 2014

sensibilidad

Como ese amante del que renegar
Al que inevitablemente siempre vuelvo a acariciar
Sin saber si continuar
Con el temor de lo que implica rozar
Con la certeza de que dolerá
Con la aspereza de la realidad
Con la duda eterna de que siempre estará.
Y no saber si querer que esté
O que se valla de una vez
Esa caricia tan fría y tan fiel
Lamiendo y arañando a la vez
Como el silencio
Tan efímero, tan eterno
Tan sincero
Trae la paz pero suena como la de los cementerios.
Los ojos puestos en la enormidad de la naturaleza
Que de tan hermosa es traicionera
Que en su gigantesca sombra me siento demasiado pequeña
Demasiado fea
Recuerdo aquella vez que me dijeron
“te va a tocar respirar el doble”
Ser sensible hasta sentir el horizonte
No es hermoso, rompe
El corazón desparramado sintiendo a los sin nombre
Y encogido por la soledad que abraza mi nombre
En la soledad me descubro como en casa
Pero a ratos me despedaza
Los minutos se hacen eternos
El silencio y la miseria avanzan.
No quiero salir de casa
Y a la vez me atrapa…
Leo una noticia
La violencia policial golpea y asesina
A una anciana solidaria
Debo salir de casa.
Contra la indiferencia me sobran armas
Respiro el doble, la ansiedad pasa

No hay comentarios:

Publicar un comentario