"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

miércoles, 28 de mayo de 2014

ojalá...


hay unos muros extraños

donde caminan desesperados mis pensamientos esclavo

una cárcel donde mi mirada despierta

una cárcel por todos lados abiertas

llena de puertas

llena de hienas riendo dese afuera

una cárcel que me condena

unos ojos siempre llenos de arena

rasgados por la verdadera tierra

irritados me los rasco porque los quisiera lejos, de veras.

Me invitan cientos de voces a salir desde fuera

suenan a esperanza y a ausencia de guerra,

a lavarme la vista y dejarla muerta

y unas manos desde la ventana me tienden una venda.

Las miro ondeantes allá afuera

brillantes, limpias me claman como fieras

todas las ventanas

me anuncian preciosos y rápidos mañanas

melodías hermosas donde desaparecen las migrañas

pero que un día aprendí que desafinan y se acaban.

Cómo volver al antes

al antes de entrar en la cárcel

antes de elegir los barrotes de la verdad

de la libertad sangrante en los ojos al mirar

al mirar la realidad

que condena, la odio, de verdad

no la quiero hoy, quiero la venda, quiero confiar...

quiero mentirme, quiero ser un fantasma por la ciudad

que sonríe sin saber a donde va

que no le importa que mañana asesinen a más.

 

La cárcel de la realidad es cuando miras la realidad

ya no puedes volver a ese antes nunca más

ya no puedes salir por la puerta

sin que algo, lo más real, se te muera

gruñidos, y de verdad, como quisiera

lo juro, porque duele, como quisiera

como quisiera salir ahí fuera

y caminar sin mirar

sin sentir, sin latir, sin tocar

sin llorar, sin mirar

que todo sea suavidad...

 

Como quisiera no saber la verdad

no ver estos cuchillos que es la luz de la claridad

que un día me vino a despertar

de un sueño de oscuridad

y ya no puedo volverla a apagar

pero, ay, no sabéis cuanto quisiera

no sentir esta condena

de ver las bases de la tierra

intactas mientras otros aplauden y jalean

no se qué mierda

las placas tectónicas me desesperan

siguen aferradas y nadie las siente temblar

aunque muchos se anoten un tanto una vez más,

porque no nos atrevemos a mirar de verdad

ojalá pudiera creer que cortando las flores el árbol morirá

Pero me temo que ya no lo creeré nunca más

domingo, 18 de mayo de 2014

laguerra donde me equivoqué de bando


Lucho mi guerra contra tí cada día

no lo voy a negar...

Convencida de que no voy a encerrar

a estas mariposas en estampida.

 Luché el día que apareciste

por evitar el temblar

por miedo a que mis mariposas guerreras se fueran a atolondrar

a bajar al estómago donde ya dolieron pasados embistes.

Pero tu me enseñas algo nuevo

de ti aprendo

lo dulce que puede ser la derrota.

Se merecían caricias algunas mariposas

se merecen su presencia mis irritables vísceras

que ya sobran balas en el mundo para dejar sus alas rotas.

Decía que haces dulce la derrota

Porque pierdo sin perder convicciones

pues sigo convencida de que no te necesito

de que no es solo por tí que resisto

de que sin ti seguiría siendo yo misma

de que tu no vas a limar mis aristas,
porque no quieres hacerlo

Y pierdo porque no quiero separarme de tus manos

yo intentando convencerme de que el amor es incompatible con mis mariposas

entonces lo entiendo
luchaba en el bando de los que ya viven en la derrota.

Pierdo contra tí cada noche en tu cuerpo

 porque en esta guerra yo era del bando destructor

queriendo matar al amor

por no saber que era en realidad
porque tanto la envenenado la vanalidad
las drogas de la rutina me lograron embaucar
el mundo de lo mediocre convenciéndome de dejar de soñar
las cadenas dándose un festín con mi corazón enjaulado

Yo pensaba que el amor marchitaría mis flores

y en los lances de la batalla me asomas a mil campos de colores,

mis consignas eran erróneas

facilmente las silencian tus bombas,

mis barricadas endebles y atropelladas

eran barro desmigado frente al mundo que tú me enseñabas

Me sentí como el hombre que apaga la televisión y comienza a leer
como el adolescente que no se droga y sale a correr
como el que tantas veces repitió "esto no tiene solución" y de pronto lee "El Estado y la Revolución"
yo renazco en tu colchón

Y aún lucho para reafirmar que pierdo en tus brazos

pues cual es el tremendo hallazgo

Si es que tus batallas son para lograr el mundo por el que siempre había luchado

y yo, cobarde de mí, había renunciado, lo había desterrado

y luchaba por no volver a creer en sus abrazos.

Mi lucha pierde razones en tu sonrisa

o con la calidez de tus caricias

o cuando hacemos el amor y despacio me miras.


Lucho por la convicción de no necesitarte

y cuando termina la batalla se confirma el estandarte

efectivamente no te necesito

y sin embargo no imagino no despertarme y que no estés a mi lado

esta es la única ocasión en que de mi cargo dimito

deserto de este bando

porque en esto si me había equivocado

contigo tengo mariposas revoloteando

en mi corazón revolucionario

pero también en mi estómago enamorado

sábado, 3 de mayo de 2014

contra el estado español

Hay una violencia que duele menos
hay un silencio
hay un eco en lo que se dice pueblo.

Dónde está tu saliva sin sabor
en la presa que ayer murió

Hay una pupila dilatada
opacidad en la mirada

Hay un arrecife
donde encalla vuestra tripulación fantasma

Es la cárcel del estado español
donde enmudece vuestra voz

Que el olvido sea la utopía de las instituciones asesinas
que la nuestra es un presente en rebeldía
y un futuro donde al fin paguéis por cada una de nuestras caídas

Que la tierra os sea leve a las que caísteis y siguísteis
aún cuando os dijeron que la batalla estaba perdida

Saber que aquí seguimos
que nada fue en vano
que no sobra la alegría
para seguir luchando
contra el estado fascista

Aquí y ahora  pueblo no te rindas

mierda de paz

Una niebla mojada de paz en los huesos
un eco en los besos
ausencia de verde en los reflejos del sol
edificios acuchillando el cielo.


Hoy el horizonte parecía unos párpados cansados
cuyo sol anaranjado no lograba ponerse rojo
y sabiéndose esclavo lloraba en la ciudad

Paz sin murmullo de nada
paz sin pájaro
paz que todo lo tiene atrapado y callado
menos los golpes
Nos golpean con la boca llena de paz ladrada

Teme la paz el niño que por primera vez echa a andar descontrolado
teme la paz el águila hambriento en el campo
Tema la paz por helada la primavera que sin remedio ha brotado
porque entre tanta paz no encontramos nadie que rompa la paz silenciosa para darnos la mano

Quiere el sol un horizonte a su altura
rojo, cegador y centelleante
quiere jaleo, no paz, el pueblo hambreado
quiere tierra revuelta el campesino que ha sembrado
quiere el mar olas para ser mar
quiere el pueblo guerra para ser pueblo

Quiere la poseía rabia para hacer armas de las palabras

Que sería de esta piel si no sudara
Que sería  lxs obrerxs si no lucharan
Que sería de las mujeres si cuando nos humillan no aullaran

Que mierda es ese amor al mundo
si cuando sufre no violentamos nuestra rabia