"mariposa, tu eres el alma de los guerreros..."

miércoles, 19 de noviembre de 2014

sin limar aristas

Reduciendo al absurdo el argumento
desprestigiando la crítica en un momento,
derribando la construcción de aquellos pilares
meando con desdén en el único hueco por donde pasa la luz de los estandartes.

Dejando el mundo esparcido como canicas azarosas
dándole rienda suelta a una metafísica desastrosa
ignorando el palpitar que ya no soportamos
de tanto que lleva atronando.
Y me responden que no hay más soluciones
que limar las aristas de nuestros corazones
¿ahora? ahora que tanto me costó dejarlas crecer..
¿ahora que ya me pincharon la piel?
¿ahora que la cicatriz ya no puedo esconder?
me dicen que confiemos esta vez ...

Que pisoteemos las flores que crecen en la historia
como si no le hubiera costado sembrar el jardín de la memoria
y no hay manera, no aprendemos...
Nos asombramos por la rapidez del trueno
olvidando las gotas de lluvia que tanto llevan empapando el suelo,
perdiendo el culo por tratar de ser eternos
en vez de sentarnos y respirar más adentro.

Pasando el polvo sin correr los muebles
quieren que besemos sin sentir como la lengua se humedece,
y enseñan urnas brillantes donde ningunear toda la historia
donde olvidar a los muertos, a los presos, a las raíces porque ahora les estorban...

Cuanto tiempo gastan algunos por alejarse de las calles
dejando el aliento que hace que el grito por fin estalle.

Buenas intenciones que se apresuran
a una victoria que nunca dura
nosotras de momento, seguiremos en la lucha
donde no llegan los titulares,
donde no convence la condescendencia de sus altares
que humillan la sabiduría del pueblo curtido
y rebajan las palabras a lobos sin aullidos
Como si las palabras lanzadas así tan claras
nunca hubieran sido armas...

como si la poesía tuviera que corregirse

para ser entendida sí, pero sin sentirse. 

lunes, 17 de noviembre de 2014

bromas...



Una fuerte mano oprimiendo el pecho
unas cadenas oxidadísima en las muñecas
un esparadrapo mugriento en la boca
pero, ¡ay! mi respiración
mi respiración que se guarda poesías
cada resoplido un verso enfurecido
en cada apretar de mis puños
ellas
todos sus silencios haciendo redobles y ecos.
Están suspirando
llorando...
por eso me digo, respira otro rato
Y tantos cuchillos hechos bromas
bromas donde está vetado tu sufrimiento
donde tu rabia está mal mirada
donde no puedes decir nada sin ser tachada
"ya está la amargada"
siempre el ojo omnipotente y omnipresente
ese que jamás duda juzgar apuntar señalar y burlarse
porque puede
y tu pecho respirando
respirando el doble, el triple
respirando, doliendo, clavándose más adentro
y todos los muros que derribé con tanto esfuerzo
vuelven a alzarse solo con sus bromas,
y no puedo decir el daño que me hace sus bromas
Bromas que solo son un guión del teatro
tan aprendido, tan repetido, el telón tan raído...
y duele tanto porque no solo me duele a mi
le duele a mi historia, a mis raíces, a mi construcción
El hacha de la sensibilidad
me condena.
Una broma que para mí es una bomba
una broma por todas las fosas olvidadas
por todas las hostias recibidas
una broma lanzada sobre tantos cadáveres
una broma sobre todas las que nunca pudieron escribir
y de las que nunca sabremos los nombres.
Pero la respiración se calma
porque he conseguido esquivar la duda que asalta
no estoy equivocada
seré la amargada, la bruja, la histérica, la intolerante

por ellas